Skip to main content

La NASA inicia las pruebas acústicas del avión supersónico silencioso

Avión de la NASA

03/09/2019 - 06:45

La NASA ya se encuentra preparando las pruebas de su avión supersónico silencioso, el X-59 Quiet SuperSonic Technology X. Antes de empezar a sobrevolar áreas habitadas, la agencia espacial estadounidense ha instalado una matriz de micrófonos de 48 kilómetros de longitud en el desierto de Mojave (California, Estados Unidos) con el objetivo de medir el sonido emitido por el avión. Una vez que se complete la fase de validación acústica, la aeronave podrá iniciar los vuelos sobre comunidades. 

Los vuelos comerciales supersónicos tienen la capacidad de reducir de una manera drástica la duración de los viajes, una característica especialmente atractiva para los vuelos de larga distancia. El Concorde ha sido el avión más rápido hasta la fecha: era capaz de alcanzar una velocidad de 2.179 kilómetros por hora, lo que permitía cubrir la distancia entre París y Nueva York en solo dos horas y media. 

No obstante, a pesar de esta gran ventaja, los aviones supersónicos tienen un gran inconveniente: al sobrepasar la velocidad Mach 1 se produce un fenómeno conocido como explosión sónica, boom sónico o estampido sónico, que provoca un ruido atronador que puede escucharse a kilómetros de distancia. Debido a esto, en la actualidad las regulaciones de aviación prohíben el vuelo sónico sobre la tierra. 

Micrófono de la NASA

Micrófono desplegado por la NASA en el desierto de Mojave

La NASA quiere superar este problema para poder aprovechar las ventajas que ofrecen los vuelos sónicos. Para ello ha construido el X-59, un avión sónico que puede alcanzar la velocidad Mach 1 reduciendo el estruendo del boom sónico a un ruido sordo silencioso.

Para ponerlo a prueba, la agencia ha instalado un gran conjunto de micrófonos con una longitud de 48 kilómetros en el desierto de Mojave, que captan el sonido producido por el avión al sobrevolar la zona. Los micrófonos son de alta fidelidad y pueden registrar 50.000 muestras por segundo, por lo que los investigadores pueden obtener datos precisos para evaluar el ruido producido por el X-59. Ya se ha completado con éxito la primera serie de pruebas con resultado satisfactorio.

Ahora, los datos recogidos por los micrófonos están siendo analizados por los investigadores, y luego aplicarán el aprendizaje extraído de las muestras para llevar a cabo la segunda serie de pruebas, planificada para verano de 2020. Después, la información se enviará a la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos para establecer una nueva normativa acústica para vuelos supersónicos sobre la tierra.

En caso de tener éxito en las pruebas, esto abriría la puerta a una nueva era de vuelos supersónicos de pasajeros y de carga que reducirían enormemente el tiempo invertido en el transporte aéreo.

Tags:

#ciencia, #nasa

Ver ahora: