Skip to main content

La NASA muestra el pulso de la Tierra en este increíble Time-Lapse (vídeo)

La N.A.S.A. nos reala un impresionante timelapse
user

17/11/2017 - 14:48

La técnica fotográfica Time-Lapse se emplea para observar cambios tan prolongados en el tiempo, que para el ojo humano es imposible apreciar su forma de producirse. El proceso se basa en una consecución de imágenes tomadas periódicamente con las que se puede observar cómo afecta el paso del tiempo en un objeto.

Para poder realizar un timelapse es necesario contar con un equipo fotográfico con un software que permita configurar el tiempo de disparo. Tras la obtención de la fotografías, con un simple programa de edición de vídeo es posible disponerlas consecutivamente con un tiempo de visualización relativamente corto. Una vez realizados estos pasos podremos observar los cambios que se producen con el tiempo en lo objetos que nos rodean.

Gracias a la NASA y la aplicación del time-lapse sobre la Tierra, podemos apreciar cómo vive la Tierra, su respiración, su pulso vital. La imágenes del vídeo nos asombran a la vez que nos proporcionan datos valiosísimos sobre el estado de salud de nuestro planeta tierra.

Durante las últimas dos décadas, la NASA ha estado observando permanentemente la biosfera de nuestro planeta y viendo cómo evoluciona su fisonomía con el transcurso de las estaciones. El sensor de campo de visión amplio con vistas al mar (SeaWiFS) se lanzó en 1997 y pasó los siguientes trece años mirándonos desde su órbita situada a 700 kilómetros de altura.

La NASA detecta pulsos de llamaradas solares en el Sol y la Tierra

El objetivo del satélite consistía en recopilar datos sobre las propiedades bioópticas de las diferentes masas que componen la tierra y los océanos de nuestro planeta. Mientras, estuvo observando cómo la apariencia de la Tierra varía según las estaciones en las que nos encontremos. Los datos que se han cosechado son muy útiles para los investigadores, y las imágenes del timelapse nos proporcionan una visualización impresionante de la propia vida de la Tierra.

El SeaWiFS no fue el primer sensor en recopilar información óptica de la biosfera de nuestro planeta. Ya el programa Landsat comenzó el trabajo de recopilación de imágenes a principios de los años setenta. También está lejos de ser el último, ya que cada vez se envían más tecnologías digitales, con resoluciones mejoradas, a la órbita para mapear las luces que emiten las distintas formas de vida del planeta tierra.

El timelapse de Madrid que está arrasando en la red

Los investigadores pueden prever las tendencias de la Tierra a largo plazo, lo que ayudará a configurar un idea de lo que vendrá en el futuro. Los datos que recopilan los  programas de dichos satélites se utilizan para monitorear el estado de los cultivos, los bosques y las piscifactorías de todo el mundo año tras año, lo que ayuda a mejorar los modelos de negocio y predecir los desastres naturales, en cierta medida.

El resto de nosotros puede apreciar la gran belleza de nuestro globo, ya que se puede apreciar la respiración de nuestro planeta gracias al time-lapse. Basta con echar un vistazo a la imágenes de time-lapse facilitadas por la NASA para tener una idea del pulso vital de la Tierra. A medida que avanzan y retroceden los tonos más blancos, vemos crecer y decrecer el hielo; los tonos morados nos indican los niveles de fitoplancton de los océanos; y los verdes que oscurecen  progresivamente reflejan el crecimiento de las plantas y las algas.

Este misterioso superplaneta tiene en jaque a la NASA

Gene Carl Feldman, oceanógrafo del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA nos hace un breve resumen argumentando que "esa es la Tierra que respira todos los días, cambiando con las estaciones, respondiendo al Sol, a los vientos cambiantes, las corrientes oceánicas y las temperaturas".

La tecnología está llegando al punto en que los sensores pueden captar detalles tan precisos que es posible apreciar longitudes de onda que nos pueden revelar lo que está sucediendo a nivel químico. Por ejemplo, los cambios específicos en la luz reflejada por las plantas pueden resaltar los momentos en que la fotosíntesis convierte el dióxido de carbono o la intensidad de los azules para referirse a la índice de salinidad en el agua. No sería posible apreciar estos cambios tan asombrosos sin el time-lapse que ha producido la NASA

Años atrás, la NASA ya utilizó este la técnica del time-lapse para investigar la productividad de los cultivos de maíz en el medio oeste de los Estados Unidos. "Fue una especie de revelación que puedes medir", dice la investigadora, Joanna Joiner, refiriéndose al maíz y agregó: "Esas plantas tienen algunas de las tasas de fluorescencia más altas en la Tierra en su punto máximo". 

Con un catálogo tan vasto de imágenes que datan de casi medio siglo, los investigadores de la NASA pueden hacerse una idea bastante clara de los cambios climáticos que no tardan en aparecer. Jeffrey Masek, jefe del Laboratorio de Ciencias Biosféricas de la NASA Goddard afirma que "a medida que el archivo del satélite se expande, se observan más y más dinámicas emergentes".

[Fuente: Science Alert]

Ver ahora: