Skip to main content

La NASA ya trabaja en la nave espacial que usará para desviar asteroides

Misión DART

NASA

21/05/2020 - 06:45

  • La nave espacial de la misión DART llevará a cabo el primer simulacro de defensa planetaria para desviar asteroides.
  • La estructura de la nave tiene el tamaño de una nevera y ya se han instalado los sistemas de propulsión.
  • La misión DART será lanzada a finales del verano de 2021.

La NASA está ultimando la estructura de la nave espacial que utilizará el año que viene en la misión DART (Double Asteroid Redirection Test), el primer simulacro de defensa planetaria que intentará desviar un asteroide. 

Si te gusta seguir la actualidad relacionada con el espacio seguro que conoces la misión AIDA (Asteroid Impact and Deflection Assessment), el plan internacional de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) que tiene el objetivo de proteger a la Tierra del posible impacto de un asteroide. 

Si bien es cierto que los astrónomos consideran que la probabilidad de que una gran roca espacial pueda chocar contra nuestro planeta es muy baja, la NASA y la ESA quieren estar preparadas para actuar en caso de que se produzca esta eventualidad. Para ello, pusieron en marcha la misión AIDA, que contempla diferentes simulacros mediante los que se intentará desviar la trayectoria de un asteroide .

La primera de estas pruebas es la misión DART. Este simulacro dirigido por la NASA intentará desviar el asteroide Didymos-B de 160 m, el más pequeño del sistema doble de asteroides Didymos, a su paso entre la Tierra y Marte. Para ello, la nave espacial DART chocará contra el asteroide, y después la misión Hera de la ESA recabará la mayor cantidad de información posible del lugar del impacto.

La nave espacial que impactará contra Didymos-B lleva en construcción en construcción desde hace cuatro años, y ahora el Laboratorio de Física Aplicada (APL por sus siglas en inglés) de la Universidad Johns Hopkins está ultimando los detalles de la estructura. 

Como puedes a continuación en el vídeo, la estructura tiene el tamaño aproximado de una nevera. En el último mes, el equipo ha instalado el arnés eléctrico y los subsistemas en los paneles de la nave, y también ha puesto a prueba la aviónica y el software de navegación autónoma en tiempo real. 

Ahora, tal como ha informado la NASA, la nave espacial ya está equipada con el sistema de propulsión química y elementos de su sistema de propulsión eléctrica.

"Este hito es la culminación de cuatro años de trabajo", explica Jeremy John, ingeniero de propulsión principal de DART en APL. "Estos últimos meses han presentado varios desafíos inesperados que pudimos superar con éxito para completar la integración del sistema de propulsión y las pruebas de aceptación"

En los próximos meses, el equipo instalará los sistemas operativos críticos y su único instrumento, la cámara de navegación óptica llamada DRACO (Didymos Reconnaissance and Asteroid Camera for Optical navigation).

La misión DART se lanzará a finales del verano de 2021, así que todavía hay tiempo para finalizar la construcción de la nave y realizar las pruebas pertinentes.