Skip to main content

No es una fuga de agua, es un rascacielos con una catarata

Rascacielo con cataratas

29/07/2018 - 07:00

Existe un rascacielos con una catarata en China que deja perplejos a los cuidadanos cada vez que funciona, tanto por el espectáculo en sí, como también por lo que cuesta su funcionamiento.

China es un país de contrastes, tantos que te puedes encontrar zonas de las ciudades totalmente sumidas en la inmensa pobreza y luego otras zonas muy lujosas con decenas de rascacielos. Uno de esos rascacielos en China que llaman poderosamente la atención es uno de 121 m de altura del que cae una inmensa catarata de 108 m en uno de sus lados, y que está en la provincia de Guizhou.

Y sí, no es una película de ciencia-ficción, es un rascacielos con una catarata de 108 m de altura que cae desde los últimos pisos hasta la parte inferior y que está situado en el distrito central de negocios de la ciudad de Guiyang como parte del edificio Liebian.

A pesar de que es muy bonito, se trata de un edificio con una catarata que requiere de una gran cantidad de energía para funcionar. No obstante, comentan que esta catarata consume 118 dólares por hora gracias a las cuatro bombas que dotan de potencia al agua para que fluya por todo el edificio y caiga después al suelo.

Sin embargo, los gerentes del edificio señalan que la catarata solo se pone en momentos especiales y durante 10 o 20 minutos. Además comentan que únicamente utilizan agua del grifo o agua de lluvia reciclada para su funcionamiento.

Si bien es muy espectacular, se trata de una característica con un enfoque muy poco práctico que demuestra un poco más que la arquitectura en los rascacielos forma parte de otro mundo.

Más:

#Destacado