Skip to main content

No es un Pikachu, pero podría: este animal puede dar descargas de hasta 860W

Pikachu sorprendido
user

23/09/2019 - 08:30

Aunque desde su descripción en el siglo XVIII a cargo del naturalista sueco Carlos Linneo se pensaba que solamente existía una anguila eléctrica (Electrophorus electricus) presente en el río Amazonas, en realidad existen tres especies de este peculiar animal, algo que una investigación reciente ha revelado midiendo su voltaje.

Para su estudio, científicos del Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano de Washington dirigidos por David de Santana examinaron 107 ejemplares de anguila eléctrica de toda la Amazonía, estudiando datos del ADN mitocondrial y nuclear, de morfología y distribución geográfica y ecológica. Los resultados arrojaron que existen tres especies diferenciadas de ‘Eletrophorus’: ‘E. electricus’, ‘E. voltai’ y ‘E. varii’. 

Uno de los rasgos diferenciados es que cada una de estas especies “de alto voltaje” ocupa un territorio diferente en la cuenca amazónica: E. electricus habita el Macizo Guayanés (al noreste de América del Sur), E. voltai vive en el macizo brasileño y E. varii, en las las tierras bajas. La segunda es la clara ganadora, ya que su descarga eléctrica alcanza los 860 voltios, muy por encima de los 650 voltios citados medidos anteriormente en el caso de Electrophorus.

La investigación, publicada en Nature Communications, abre nuevas vías para investigar el origen y la producción de descargas eléctricas fuertes en otras especies de peces al emplear el voltaje como criterio clave de diferenciación, además de subrayar la importancia de preservar la rica y amenazada biodiversidad amazónica.

Las anguilas son Gymnotiformes, orden al que pertenece la familia Gymnotidae, compuesta por los peces cuchillo bandeados y las anguilas eléctricas, originarios de México y Sudamérica, y que viven sobre todo hábitats de agua dulce. Son principalmente nocturnas y pueden medir más de dos metros de largo. Sus tres órganos eléctricos son empleados para la defensa y la depredación.

Sin embargo, las anguilas eléctricas no son peligrosas necesariamente para los humanos, ya que las descargas destacan por su voltaje elevado pero bajo amperaje, de aproximadamente un amperio. Su shock sí resulta dañino para personas con corazones débiles. Además, en el agua puede contribuir a ahogamientos, aturdimientos o caídas.

Por último, cabe destacar que son animales bien organizados, ya que se comunican para atacar en grupo y electrocutar a las posibles amenazas, asociándose en grupos de hasta diez anguilas cuando son adultas.