Skip to main content

Nueva técnica para crear biocombustible con aguas residuales

petroleo aguas fecales

03/11/2016 - 15:50

El Pacific Northwest National Laboratory ha ideado una manera para producir biocombustible sostenible a partir de las aguas residuales a una escala industrial.

Un conjunto de científicos del Pacific Northwest National Laboratory (PNNL) en Estados Unidos ha ideado una manera para producir biocombustible de manera sostenible a partir de las aguas residuales a una escala industrial. El equipo considera que este sistema para obtener combustible es el futuro y que está mucho más cerca de lo que pensamos.

Las aguas fecales siempre han sido un como material considerado por los científicos para la producción de biocrudo. Sin embargo, tradicionalmente ha presentado problemas debido a que resulta un elemento demasiado húmedo y requiere ser secado antes de ser tratado a través de los procesos convencionales.

Sin embargo, la tecnología que han empleado estos investigadores se basa en la licuefacción hidrotermal, que es una técnica que imita las condiciones geológicas que se producen en la Tierra para crear el petróleo crudo. Consiste en aplicar presión y temperaturas elevadas para conseguir en unos minutos unos resultados que de manera natural se pueden demorar millones de años.

El material resultante de este proceso es similar al petróleo crudo, con una pequeña cantidad de agua y oxígeno mezclados en su composición. Después, el compuesto puede ser tratado mediante operaciones de refinado convencionales.

Bicombustible

El equipo de investigadores considera que su tecnología tiene un gran potencial para producir biocombustible, y se diferencia de otros métodos respetuosos con el medio ambiente porque tiene la ventaja de que no es necesario utilizar materiales, sino que se hace uso de desechos que de otro modo habría que procesar, con el gasto que esto conlleva. 

Una bacteria puede ser clave para frenar el cambio climático

Los científicos calculan que con los 128 mil millones de litros de aguas residuales que se generan diariamente en Estados Unidos sería posible producir 30 millones de barriles de petróleo biocrudo. El PNNL, en colaboración con las empresas Genifuel y Metro Vancouver, está construyendo una planta piloto para convertir las aguas residuales en biocombustible y estará lista en 2018.

[Fuente: New Atlas]