Skip to main content

Nueva técnica española para regenerar el corazón después de un infarto

ataque al corazon

01/08/2016 - 17:43

Científicos del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona han descubierto una técnica para regenerar los tejidos dañados del corazón después de un infarto. 

Un conjunto de investigadores del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) ha descubierto una nueva técnica para regenerar los tejidos dañados del corazón después de un infarto

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo, de acuerdo con los datos que maneja la Organización Mundial de la Salud (OMS). El ataque al corazón es una de las más comunes: en concreto, el infarto y la angina de pecho causaron la muerte a 117.484 personas en España en el año 2013, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

El infarto de miocardio provoca la muerte de una porción del músculo cardíaco del paciente, y se produce como consecuencia de la obstrucción de una arteria cononaria. El bombeo de sangre se detiene y, como el músculo no recibe oxígeno durante demasiado tiempo, el tejido de esa zona muere y no se puede regenerar. 

La muerte de tejido cardíaco es un hecho preocupante, ya que el corazón no vuelve a funcionar como antes del infarto. El ventrículo izquierdo es la cámara de bombeo de sangre más poderosa del órgano, y al no poder mantener un ritmo normal las otras cámaras se sobrecargan. Esto provoca un fenómeno conocido como remodelación ventricular izquierda, que conduce a que se produzca una insuficiencia cardíaca. 

Para evitar todos estos problemas tan delicados, estos investigadores españoles han descubierto un nuevo método que permite reparar el corazón después de un infarto. Para ello, han identificado células madre en la propia grasa del órgano que son capaces de regenerar el músculo cardíaco y reducir las cicatrices que quedan después de un ataque.

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte

Según ha detallado Antoni Bayés, director del Instituto del Corazón del Hospital Germans Trias i Pujol, el tejido adiposo que se coloca en el corazón permite que se generen cientos de comunicaciones vasculares con el infarto que no late. Cuando se efectúan estas comunicaciones, se permite que las células madre "lleguen hasta la zona muerta y se empiece a regenerar". 

Los científicos continúan trabajando en la optimización de esta técnica con la finalidad de que próximamente se pueda generalizar su uso en los hospitales. 

Ver ahora:

Te recomendamos