Nueva técnica de inmunoterapia podría curar alergias alimentarias

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Nueva inmunoterapia revertiría alergias alimentarias

Las alergias alimentarias pueden ser frustrantes en el mejor de los casos, y potencialmente mortales en el peor de los casos. Pero un grupo de científicos ha desarrollado una técnica de inmunoterapia que parece revertir las reacciones alérgicas en ratones, y que creen que podría ser utilizado para tratar las alergias en personas.

El tratamiento funciona activando la producción de nuevas células dendríticas, células características del sistema inmunitario, que envían señales a las demás células inmunes para cancelar sus respuestas hiperinmunes en reacciones alérgicas.

Esto asegura que la anafilaxia, el tipo de reacción alérgica más rápida y severa, no ocurra.

Las células dendríticas ocurren naturalmente en los tejidos que están en contacto con el medio externo, como la capa externa de la piel y el revestimiento interior de la nariz, los pulmones, el estómago y los intestinos.

John Gordon, de la Universidad de Saskatchewan en Canadá, y su equipo extrajeron algunas de estas células en ratones y las expusieron a una mezcla única de proteínas, un ácido relacionado con la vitamina A que se produce naturalmente en el intestino humano, y un alérgeno, maní o proteínas de clara de huevo.

La vacuna universal para la alergia, un paso más cerca.

Cuando las células dendríticas modificadas fueron reintroducidas en los ratones, sus reacciones alérgicas fueron virtualmente eliminadas: las células inmunitarias sensibles que anteriormente habían reaccionado a la sustancia alérgica, se comportaron como lo harían en individuos sanos y no alérgicos.

Aunque la técnica hasta ahora sólo ha sido probada en ratones, los investigadores esperan progresar a ensayos con seres humanos en el próximo año.

El tratamiento eficaz de las alergias podría transformar la vida de millones de personas en todo el mundo. Sólo en los Estados Unidos, se estima que las alergias alimentarias afectan a 15 millones de personas, con 1 de cada 13 niños sufriendo de algún tipo de alergia. 

Y el equipo cree que la investigación también podría aplicarse a otras enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico, como la esclerosis múltiple (EM).

"Se necesitaría muy poco para adaptar la terapia a enfermedades autoinmunes", explicó Gordon.