Nueva técnica permite obtener imágenes 3D de los huesos sin rayos X

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
exploracion osea

Un conjunto de químicos del Trinity College de Dublin, en colaboración con el RCSI de Irlanda, ha diseñado una revolucionaria técnica de exploración que produce imágenes en 3D de alta resolución de los huesos, evitando exponer a los pacientes a la radiación de rayos X

Lo que han hecho estos científicos ha sido adherir compuestos luminiscentes en estructuras diminutas de oro para formar nanoagentes biológicamente seguros, que son atraídos a las superficies ricas en calcio cuando los huesos se agrietan, incluso a nivel micro. Estos nanoagentes se dirigen a los surcos óseos, permitiendo que los investigadores puedan producir una imagen completa en 3D de las regiones dañadas. 

Mediante estas imágenes tomadas por luminiscencia no invasiva, los especialistas pueden efectuar un diagnóstico del estado de los huesos. La actividad diaria carga nuestros huesos y causa microfisuras. Estos surcos normalmente se reparan mediante un proceso de remodelación, pero, cuando se desarrollan más rápido, pueden exceder la tasa de reparación y acumular debilidad en los huesos. A los atletas les sucede esto, y puede provocar fracturas por estrés.

Por otra parte, en las personas de edad avanzada con osteoporosis, las microfisuras se acumulan debido a que la reparación se ve comprometida y da lugar a fracturas por fragilidad, que habitualmente son de cadera, muñeca y de la columna vertebral. 

Los métodos actuales de exploración con rayos X pueden ofrecer a los médicos información acerca de la cantidad de hueso presente, pero tienen el inconveniente de que no proporcionan muchos datos acerca de su calidad. Sin embargo, la nueva prueba tiene la capacidad de medir tanto la cantidad como la calidad ósea, así como de identificar los grupos de mayor riesgo de fractura. 

Una inyección de células madre podría curar la osteoporosis

Esta nueva técnica tendrá importantes implicaciones en el ámbito de la salud, ya que puede ser utilizada para diagnosticar la resistencia ósea y proporcionar un plan detallado de la extensión y la colocación exacta de cualquier daño o lesión. La información que proporciona la prueba puede ayudar a prevenir la necesidad de efectuar implantes de hueso en muchos casos.

Además, puede funcionar como un sistema de alerta temprana para las personas con alto riesgo de padecer enfermedades óseas degenerativas, como la osteoporosis. También tiene la ventaja de que evita exponer a los pacientes a la radiación de los rayos X, que está asociada con un aumento del riesgo de cáncer.