Nuevo avance permite que las plantas sobrevivan a la sequía más tiempo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
plantas sequia

La ausencia de lluvias es una de las consecuencias del cambio climático más graves puesto que afecta a los cultivos, una de las principales fuentes de alimento de la población mundial. Para luchar contra este problema, un equipo de científicos de la Universidad Nacional de Australia ha desarrollado un método que permite que las plantas sobrevivan a la sequía el doble de tiempo.

La técnica que han diseñado estos investigadores asigna una nueva vía de señalización molecular que controla la capacidad de las plantas para cerrar los poros de sus hojas, lo que les permite conservar el agua durante un período mayor en la sequía. Los resultados muestran que algunas plantas pueden sobrevivir durante el doble de tiempo que de forma natural.

El equipo descubrió que los cloroplastos, unos orgánulos celulares conocidos por su papel en la fotosíntesis, son también los principales actores que trabajan junto con las hormonas vegetales durante el estrés por sequía. Las células que rodean los poros de las hojas, llamadas estomas, tienen la capacidad de detectar este estrés por déficit hídrico, activando una señal química que cierra los poros para conservar el agua. 

Estas son las plantas de interior más vendidas de Amazon España

Para comprobar la eficacia de su técnica, los científicos llevaron a cabo pruebas con plantas como la cebada o Arabidopsis a las que se les mejoró el nivel de la señal del cloroplasto que cierra los estomas. "Impulsar los niveles de esta señal restaura la tolerancia de las plantas sensibles a la sequía, lo que ha extendido su supervivencia aproximadamente un 50%", explica Kai Chang, uno de los directores del estudio.

Así quedará el mapa de Europa por culpa del cambio climático

Se trata de un interesante avance que puede ayudar a mejorar la productividad de la agricultura a nivel mundial. Los investigadores consideran que, además de la cebada, también sería aplicable al trigo o al arroz, que son cultivos cruciales para los suministros de alimentos globales.