Skip to main content

Nuevo implante menos invasivo repara la columna vertebral

implante espina dorsal

14/03/2016 - 17:08

Científicos de la Clínica Mayo han diseñado un implante para reparar las vértebras dañadas de la espina dorsal de una forma menos invasiva y más económica. 

Un equipo de investigadores de la Clínica Mayo ha desarrollado un nuevo método que podría reparar las vértebras dañadas de la espina dorsal de una forma menos invasiva y más sencilla y económica. Se trata de un injerto de polímero biodegradable que puede crecer únicamente con el tamaño y la forma correcta para encajar en la columna vertebral y sostenerla. 

Esta nueva técnica ha sido diseñada como respuesta a la necesidad de tratar a pacientes con tumores metastásicos en la espina dorsal. Cuando los médicos extirpan los tumores que ocupan áreas extensas, es necesario extraer el segmento de hueso entero y los discos adyacentes de la zona afectada.

 En estos casos, hay que llenar el vacío para proteger la médula espinal y garantizar las funciones de la columna vertebral. Para resolver este problema se utilizan principalmente dos métodos. Por un lado, que se puede practicar una cirugía invasiva, que implica abrir la cavidad torácica del paciente desde la parte central para poner prótesis óseas o de metal. El otro tratamiento es menos invasivo pero muy caro, que consiste en la colocación de implantes de titanio cortos y expandibles. 

Estos científicos buscaron la forma de fijar y sostener la columna con materiales menos costosos, y centraron su atención en este polímero biodegradable. Tiene la ventaja de que, cuando está deshidratado, su tamaño es mucho más pequeño, lo que permite que la cirujía para implantarlo sea menos invasiva.

Una espina dorsal flexible permitiría andar a paralíticos

Una vez colocado en su lugar, el injerto absorbe humedad hasta alcanzar el tamaño de las vértebras a las que sustituye. Además, también se puede rellenar con materiales estabilizadores y medicamentos terapéuticos.

"La columna vertebral es la zona más común de metástasis óseas en pacientes con cáncer, pero a diferencia de los tratamientos habituales, nuestro enfoque es menos invasivo y más barato", afirma Lichun Lu, director de la investigación.

De momento se han llevado a cabo ensayos con animales y los científicos consideran que el material también será biocompatible con los seres humanos. El siguiente paso consiste en realizar pruebas con personas simulando un procedimiento hospitalario. 

Y además