Skip to main content

Nunca sabrás cómo funciona la psicología inversa

psicologia inversa
user

30/04/2016 - 17:04

Quien más y quien menos ha oído y conoce brevemente qué es y cómo funciona la psicología inversa, pero son poco los que conocen porqué funciona y cómo se debe aplicar. 

De manera genérica la psicología inversa es la técnica de motivar a alguien para que haga algo diciéndolo que haga lo contrario a lo que realmente queremos que haga.

Este fenómeno conocido como resistencia psicológica fue descrito por el psiquiatra y escritor Viktor Frankl, quien teorizó sus conclusiones publicando un trabajo bajo la corriente conductista en el que se describe el proceso de modificación del comportamiento de otra persona cuando esta se resiste a hacer lo que se desea.

Esta técnica fue inventada por el doctor Viktor Frankl, que la aplicaba para tratar a pacientes que tenían tendencias suicidas. Para ello, llegaba a preguntar a sus pacientes: ¿Y usted porque no se suicida? Ante la pregunta, los pacientes reaccionaban casi de forma violenta, y empezaban a enumerar razones de por qué no lo hacían.

Aunque en realidad es muy probable que ya seas todo un experto en la materia, tras haberla usado conciente o inconcientemente desde que tienes uso de razón, te mostraremos la teoría detrás de la práctica, cómo y cuándo usarla y las personas más propensas a caer en esta herramienta de persuación.

Viktor Frankl

Aunque el especialista utilizó en sus inicios esta técnica para tratar en su consulta, usar la psicología inversa hoy en día está mucho más extendido en la cotidianidad de lo que parece. En esencia esta técnica conductista consiste en modificar la conducta de la otra persona cuando esta se resiste a hacer lo que queremos mediante la defensa de la opción opuesta a la original en base a la resistencia psicológica de nuestro interlocutor que de manera innata intentará llevarnos la contraria con lo cual acabará por aceptar nuestro precepto original.

Para obtener el resultado que quieres debes llegar hasta el final en tu puja y cumplir tu palabra o la otra persona comprenderá que sueles ir de farol y quizás se aproveche de eso en futuras ocasiones. Si bien es cierto que no todas las personas reaccionan de la misma manera, al común de la gente no le suele agradar que los demás le digan lo que tiene que hacer, por lo que tiende a hacer lo contrario de lo que se le pide. Es una reacción innata, que adquirimos de niños. Véase el siguiente vídeo:

Sin embargo, no siempre, ni con todo el mundo suele funcionar la psicología inversa. Si no deseas saber cuáles son los momentos y los perfiles adecuados para usarla, es mejor que no sigas leyendo este artículo.

¿Con quién debes usarla?

Se sugiere usar en gente muy segura de sí misma, tozuda o con mucho ego, porque si les dices que no saben hacer algo seguramente querrán demostrarte que te equivocas.

Puedes usarlo para motivar a personas que lo necesiten. Si planteas un reto a ese interlocutor que sabe lo que tiene que hacer para llegar al objetivo, seguro le darás un empujoncito hacia la meta. “Apuesto a que no puedes cenar verdura durante un mes” que no “nunca conseguirás adelgazar”, son ejemplos claros de este punto.

Así como te decimos con quién puedes emplear esta herramienta, también recomendamos evitar aplicarla si tu interlocutor está pasando por un momento emocional complicado o tiene baja autoestima. Podría acentuarse su malestar y no es éste el objetivo. Todo lo contrario, siempre busca fines beneficiosos para el individuo.

¿Cuándo debes usarla?

De acuerdo con la Guía de Psicología Online 2000, también es importante elegir el momento a usar la psicología inversa para que su efecto sea más eficaz. Los expertos recomiendan emplear la técnica cuando la argumentación llega al punto de mayor intensidad emocional, ya que es en ese momento cuando las personas suelen ser más vulnerables de reaccionar a la lucha por poseer el poder de la discusión, o más sencillo, de caer en las redes del argumento inverso. Así que a menor control sobre nosotros mismos tenemos y a menor capacidad racional, mayor es la probabilidad de caer en la reactancia.

Otro momento ideal para usar la técnica es cuando la discusión se va diluyendo, dando prioridad a las forma, más que al contenido. Si logras identificar ese instante, pillarás a tu adversario con la guardia baja, y podrás alcanzar los mayores niveles de persuasión.

Así que la próxima vez que se presente el caso, prueba defender con la misma intensidad el argumento contrario al que defendías al inicio. También podrías crear un ambiente de intriga o de ocultación a una indicación, sin dar demasiadas explicaciones para conseguir que se haga lo contrario.

Formas de usar la psicología inversa

Para no hacer el texto demasiado largo, hemos sintetizado una lista con diferentes maneras en las que puedes usar la psicología inversa:

  • 1. Rendirte y darle la razón
  • 2. Di lo contrario a lo que estabas diciendo
  • 3. Provoca a su ego
  • 4. Crea misterio
  • 5. Ofrece otras opciones alternativas
  • 6. Muestra el lado bueno de las cosas
  • 7. Di lo que nadie espera que digas
  • 8. Implantándola de forma inconsciente

Ver ahora: