Un padre experimenta con su hijo y videojuegos "retro"

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Un padre experimenta con su hijo y videojuegos "retro"

Durante los últimos diez años, Andy Baio, que así se llama uno de los protagonistas de esta noticia, ha llevado a cabo un curioso experimento con su hijo.

Baio le ha hecho a su hijo hacer un recorrido a través de la historia del videojuego, instándole a jugar a una serie de viodejuegos que tuvieron gran éxito en el pasado y que han ido siendo lanzados desde los comienzos del videojuego en orden cronológico. Este llamativo recorrido comenzó con Galaxian, lanzado en 1979.

Su hijo Eliot nació en 2004, por lo que esta semana Baio ha publicado los resultados de su larga década de "experimento en la nostalgia forzada y la paternidad cuestionable".

El objetivo era dejar que su hijo explorara la historia del videojuego por sí mismo y contemplar cómo se ha ido transformando a lo largo de los años.

El pequeño Eliot comenzó a disfrutar de estos videojuegos en su cuarto cumpleaños. Los títulos que su padre le dió entonces fueron Galaxian (1979), Pac-Man (1980), Rally-X (1980), Bosconian (1981), Dig Dug (1982), Super Pac-Man (1982), Pac-Man Plus (1982) y Pac & Pal (1983).

Estos son los 10 mejores videojuegos de 2014 y 2015 según el E3

Lo siguiente en darle fue la Atari 2600, la videoconsola lanzada en el año 1977 bajo el nombre de Atari VCS. Tras ellá le dió la NES, luego la SNES, y así sucesivamente, según informa Kotaku.

El experimento terminó en el momento en que llegaron a los juegos lanzados en la época del nacimiento de Eliot, con títulos como Katamari Damacy y Shadow of the Colossus.

¿Cuál fue el resultado? No sólo el pequeño Eliot ha desarrollado un arraigado gusto por los juegos Roguelike, también ha desarrollado una gran habilidad jugando a videojuegos.

Pero lo más importante que ha aprendido, sin duda, es el hecho de que ahora puede apreciar lo que realmente es un videojuego, no la cantidad de dinero que se gastó en él o lo llamativo que puede llegar a parecer. 

"Ahora él puede apreciar gráficos retro en sus propios términos, y centrarse en el juego", asegura el padre de Eliot.