Skip to main content

Los paneles solares que obtienen electricidad de la nieve

Paneles solares

11/05/2019 - 10:16

Los paneles solares son eficaces a la hora de convertir la luz solar en electricidad. Pero se vuelven inservibles si el cielo está nublado, o cae una nevada que cubre su superficie. Aunque salga el sol, no funcionarán si tienen nieve o hielo encima. Todo esto puede cambiar con los paneles solares que obtienen electricidad de la nieve.

Un grupo de investigadores de la Universidad California Los Angeles (UCLA) ha desarrollado un dispositivo llamado nanogenerador triboeléctrico basado en la nieve (Snow TENG) que utiliza la nieve que cae sobre los paneles solares, para obtener electricidad. Esto permite que sigan obteniendo energía incluso cuando cae una nevada... con matices.

Esta nueva tecnología se basa en el efecto triboeléctrico, una propiedad de los electrones que permite extraer electricidad a través del rozamiento. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando un niño baja por un tobogán y de repente se le pone el pelo de punta.

18 trucos para ahorrar en tu factura de la luz en 2019

Esto ocurre porque los materiales que se frontan tienen diferente polaridad y magnitud, generado electricidad estática. En el caso del sistema Snow TENG, la nieve tiene carga positiva, así que al frotarse con un material con carga negativa como la silicona, se genera electricidad.

Lo más interesante de todo es que Snow TENG se puede imprimir con una simple impresora 3D, creando una capa de silicona unida a un electrodo, que se coloca sobre el panel solar. El rozamiento de la nieve cuando cae o cuando va deslizándose por un panel solar inclinado colocado en un tejado, es lo que genera la carga eléctrica.

Como habrás adivinado, al igual que ocurre con la energía eléctrica que se genera al frotar la mano o el pelo con un jersey de lana, la carga que se obtiene es muy pequeña. Del orden de 0,2 mW por metro cuadrado. Es una energía muy pequeña como para que sea rentable el esfuerzo, pero hay excepciones.

La energía que se obtiene con estos paneles solares que obtienen electricidad de la nieve, es suficiente para alimentar sensores de temperatura, viento, o presión. Así que pueden usarse, por ejemplo, para fabricar una estación meteorológica en una zona con abundante nieve, cuya batería se recarga sola.

O también en sensores en las botas para realizar mediciones en un día nevado.

Es una nueva tecnología que no conviene tomarse a la ligera, porque los sensores y las luces LED tienen cada vez menos requisitos energéticos, y en poco tiempo se usarán sistemas como estos paneles solares que funcionan con nieve para crear dispositivos que no tienen que recargarse nunca.

Tags:

#ciencia