Parapléjico vuelve a andar gracias a sus ondas cerebrales

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Parapléjico vuelve a andar gracias a sus ondas cerebrales

Un equipo de científicos de la Universidad de California en Irvine (EE.UU.) ha diseñado un tratamiento que ha permitido que un paciente parapléjico vuelva a andar gracias a las señales eléctricas de su cerebro.

Este tratamiento comenzó con un entrenamiento mental a través de realidad virtual diseñado para devolver al cerebro el hábito de caminar. Para ello, el paciente tenía que controlar un personaje en un entorno virtual 3D, y utilizaba un gorro de encefalograma que integra unos electrodos que tienen el fin de estimular la generación de los impulsos eléctricos necesarios para andar.

Paralelamente, el paciente también recibió un entrenamiento físico que permitiese recuperar la fortaleza de los músculos de las piernas, con el objetivo de que las extremidades pudiesen suportar de nuevo el peso del cuerpo.

El sistema de estimulación eléctrica le proporciona al cerebro la actividad necesaria para iniciar el movimiento de las piernas a través de unos electrodos colados en sus rodillas. El paciente llevó a cabo las primeras pruebas suspendido a unos cinco centímetros del suelo para que se habituase a caminar otra vez antes de tener que las piernas tuviesen que aguantar su peso.

A partir del vigésimo día realizó las pruebas apoyando los pies en el suelo y con ayuda de un arnés para hacer la marcha más fácil y evitar caídas. Después de 19 semanas de tratamiento, los investigadores aseguran que el control de sus extremidades había mejorado notablemente.

Una espina dorsal flexible permitiría andar a paralíticos

Los científicos señalan que es la primera vez que una persona con parálisis completa puede mover ambas piernas sin necesidad de un exoesqueleto. "Hemos demostrado que puede restaurar el acto intuitivo de caminar del cerebro después de una lesión completa de la médula espinal. Este sistema de estimulación cerebral y muscular no es invasivo, por lo que es un método prometedor”, explica An Do, miembro de la investigación.

[Fuente: Journal of Neuroengineering and Rehabilitation]