Skip to main content

Un parásito podría evitar la pérdida de masa muscular

Astronauta

13/01/2015 - 12:28

Un gusano intestinal microscópico resolvería la pérdida de masa muscular y ósea en gravedad cero.El estudio podría ayudar también a pacientes que sufran osteoporosis.La disminución de masa muscular en el espacio es de un 20% en periodos muy cortos de tiempo de 5 a 11 días.

Un parásito microscópico podría ayudar a resolver la pérdida de masa muscular y densidad ósea en astronautas. A pesar de que pensemos que no estamos haciendo nada, el cuerpo está constantemente trabajando contra la fuerza gravitacional de la Tierra.

Por eso, flotar en el espacio (donde no hay gravedad) durante periodos prolongados de tiempo, conlleva algunos problemas de salud. Concretamente, la pérdida de masa muscular en el espacio es de un 20% en periodos de 5 a 11 días, mientras que la disminución de densidad ósea es de 1 a un 2% al mes.

Los investigadores de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, a bordo del ISS, podrían ayudar a determinar cómo se produce este deterioro y qué se podría hacer para evitarlo.

Sus miembros van a estudiar los efectos de la microgravedad en un Caenorhabditis elegans, un gusano intestinal microscópico que se utiliza frecuentemente como modelo para saber qué efectos tendrá un cambio de entorno en otros animales más grandes. 

La NASA investiga el "sueño profundo" para misión a Marte

El equipo llevará a cabo dos estudios distintos. El primero, llamado "Alteraciones de las fibras musculares por la microgravedad de C. elegans", tendrá lugar a principios de 2015 y supervisará los cambios en la masa muscular de las lombrices en gravedad cero. Además, podrá compararlos con un entorno que simule el nivel de gravedad de la Tierra, para poder precisar la diferencia exacta entre ambos espacios. 

Los responsables del proyecto han mandado cuatro generaciones de gusanos al espacio, desde larvas hasta adultos, para, posteriormente, compararlos en todas las fases de su crecimiento con las lombrices que están en un laboratorio en Japón.

"Nuestros estudios ayudarán a aclarar cómo y por qué estos cambios se producen en microgravedad y determinarán si las adaptaciones al espacio se transmiten de una generación de células a otra sin que cambie el ADN básico de un organismo. Será entonces cuando podremos investigar si estos efectos podrían ser tratados con medicamentos o terapias", ha señalado Atsushi Higashitani, líder del proyecto.

Ambos estudios podrían ayudar también a los pacientes que sufran osteoporosis, ya que la pérdida de masa muscular y ósea experimentada por los astronautas es similar a la que sufren este tipo de pacientes.

[Fuente: CNET.com]

Ver ahora: