Parche 3D te ayudará a recuperarte de un ataque al corazón

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Un parche impreso en 3D que ayuda a los corazones "rotos"

Según el último informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre las causas de defunción en nuestro país, la enfermedad cardiovascular sigue situándose como la primera causa de muerte representando el 29,66% del total de fallecimientos, lo que la sitúa por encima del cáncer (27,86%) y de las enfermedades del sistema respiratorio (11,08%).

Durante un ataque al corazón se pierde el flujo de sangre en esa zona y las células mueren. El principal problema radica en la recuperación: nuestro cuerpo no puede reemplazar esas células musculares ni formar tejido cicatricial facilmente, lo que aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca en un futuro.

Por esta razón, los investigadores de enfermedades cardiovasculares que llevan años intentando encontrar una forma eficaz de recuperar el tejido del corazón hoy están de enhorabuena; científicos de la Universidad de Minesota han creado un parche impreso en 3D que ayudará a corazones dañados.

El equipo usó técnicas de bio-impresión 3D basadas en láser para incorporar células madre derivadas de células cardíacas humanas adultas en una matriz que comenzó a crecer y latir sincrónicamente en una placa de laboratorio.

Cuando el parche se colocó en un ratón después de un ataque simulado, los investigadores vieron un aumento significativo de la capacidad funcional después de sólo cuatro semanas. Dado que el parche se realizó a partir de células y proteínas estructurales nativas del corazón, se convirtió en parte del músculo y se absorbió en el cuerpo, sin necesidad de cirugías adicionales.

Los auriculares para running más vendidos en Amazon

El parche impreso en 3D que ayudará a corazones dañados es un gran paso adelante en el tratamiento de pacientes con daño tisular después de un ataque cardiovascular. "Estábamos bastante sorprendidos por lo bien que funcionó dada la complejidad del corazón y nos alentó ver que las células se habían alineado en la estructura, mostrando una onda continua de señal eléctrica que se movía a través del parche", exlicaba Brenda Ogle, profesora asociada de ingeniería biomédica en la Universidad de Minnesota.

El equipo cree que su descubrimiento científico comenzará a utilizarse en medicina en los próximos años. Si es así, la recuperación de un infarto puede ser simplemente cuestión de implantar un poco de tejido impreso en 3D para ayudar al corazón dañado.

Fuente: NCBI