Skip to main content

Parrot Bebop: lo último en drones de consumo llega a España

Parrot bebop drone
user

04/02/2015 - 18:47

El Parrot Bebop no es un dron volador, sino que según opinan sus creadores, es más bien una sofisticada cámara voladora. El dron es algo más pequeño que el AR drone con el que la marca se estrenó en este mercado, pero bastante más grande que el Rolling Spider, que ya analizamos. Además, se ha comabiado completamente la estructura del dron: después de experimentar con distintos cuerpos protectores, finalmente en Parrot han optado por un diseño de paréntesis que según hemos podido comprobar hoy en la presentación, es tremendamente efectivo. 

Como el AR y el Rolling Spider, se trata de un cuadricóptero, con la diferencia fundamental de tener hélices de tres aspas en lugar de las sencillas de dos. Esto se traduce en dos ventajas para los usuarios: más resistencia a las caídas y (mucha) más estabilidad en el manejo. Además, la cámara ha pasado a ser un ojo de pez de 13 megapíxeles. 

Nuestro análisis de otro dron volador de Parrot: el Rolling Spider

La batería también ha sido mejorada, aunque como suele suceder sigue siendo el punto débil de los drones de consumo. Parrot ya se enfrentó a ese fallo bajando los precios de los componentes, pero parece haber encontrado una aproximación mejor: el Parrot Bebop se vende con una batería extra incorporada. 

Y una vez mencionada la batería, lo demás son todo ventajas. El drone tiene la agilidad del Spider, e incluso puede hacer las mismas volteretas. Además, el Parrot Bebop no viene solo.

Parrot Bebop skycontroller

Aunque la app FreeFligth 3 está disponible en Android e iOS, y se puede utilizar el smartphone o una tablet para controlarlo, también se puede utilizar este mando, el Skycontroller. Con él, la distancia a la que se puede utilizar el Parrot Bebop pasa de un rango WiFi normal a casi dos kilómetros. 

Y con vosotros el dron rodante de Parrot: el Jumping Sumo

Se conecta a nuestro smartphone o tablet a través del Micro USB o el HDMI, y podremos ver en directo las imágenes que transmita su cámara en directo. Merece la pena mencionar que la imagen se estabiliza automáticamente, así que la cámara no sigue el movimiento del dron para los giros o aceleraciones: siempre se mantiene centrada, gracias a un software que compensa los movimientos del dron. 

Ahora la dolorosa. El Parrot Bebop cuesta 499 euros sólo, y el Parrot Bebop con el Skycontroller cuestan 899 euros. Merece la pena mencionar que en la versión sencilla vienen dos baterías, y en la "deluxe" tres, una para el mando. 

Ver ahora: