Skip to main content

El paternóster más alto de Europa, un ascensor sin puertas que nunca se para y hay que cogerlo en marcha

Parternoster

10/01/2020 - 22:58

Los paternóster están en peligro de extinción. Apenas quedan un puñado en toda Europa. Uno de los últimos, y el más alto de todos, aún funciona en la Universidad de Sheffield. Muchos estudiantes confiensan haber terminado la carrera sin haberse atrevido a montar en el paternóster de la Torre de las Artes.

¿Sabes lo que es un paternóster? Se trata de un ascensor sin puertas que nunca se detiene, así que hay que cogerlo y bajarse en marcha. Básicamente es una cadena que gira constantemente, formada por varios compartimentos abiertos, que suben y bajan recorriendo todos los pisos sin parar. Como la oruga de un tanque puesta en vertical.

Aunque fueron bastante populares hace unas décadas hoy en día casi han desaparecido, por razones de seguridad. Apenas quedan unos pocos en Europa. El paternóster más alto de todos es el que hay instalado en el edificio de la Torre de las Artes de la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido. Puedes verlo en funcionamiento en este vídeo:

Aunque su nombre técnico es elevador cíclico, se les apodó con el nombre de paternóster, que significa Padre Nuestro en latín, porque su forma recordaba a un rosario que su usa para rezar en la religión cristiana. Es un nombre que incluso se ha conservado en inglés (paternoster).

El paternóster de la Universidad de Sheffield es el más alto de Europa. Fue construido hace 40 años y está situado en la Torre de las Artes, el edificio académico más alto del Reino Unido.

Consta de 38 cabinas con una capacidad de dos personas cada una, así que puede transportar a un máximo de 76 personas al mismo tiempo. Asciende un total de 22 pisos, y tarda 13 segundos en ascender o descender un piso, así que es la forma más rápida de moverse por el edificio.

Subir en el paternóster de la Universidad de Sheffield se ha convertido en uno de los ritos de iniciación que tienen que pasar todos los estudiantes novatos que llegan a la universidad. Pero hay trabajadores que llevan más de 3 años trabajando allí, y no se han atrevido a usarlo.

Al no tener puertas y no detenerse nunca es un medio de transporte muy rápido, pero hay que tener habilidad y un paso firme para subir o bajar del ascensor en marcha. Las personas que padecen de vértigo también lo pasan bastante mal, al tratarse de un espacio abierto que se eleva a bastante altura.