Skip to main content

Pequeñas descargas eléctricas podrían devolvernos la memoria

neuronas

Àlex Lázaro

05/12/2016 - 09:18

Uno de los problemas que afectan a nuestros mayores es la pérdida de la memoria, ya sea causada por el paso del tiempo o porque padecen alguna enfermedad como el Alzheimer. Ahora, un grupo de científicos ha descubierto que la aplicación de pequeñas descargas eléctricas en el cerebro puede tener la capacidad de devolver la memoria a corto plazo.

Los investigadores, tras muchas pruebas, han determinado que las pequeñas sacudidas de electricidad craneal pueden reactivar el sistema neurológico en personas con problemas de memoria, consiguiendo así reavivar los recuerdos más recientes. Mediante este método, los pacientes podrían recordar nombres de las personas con las que estuvieron ayer o simplemente lo que comieron a mediodía.

Nathan S. Rose, uno de los autores de la investigación, aseguró que: "Un impulso eléctrico puede producir la reaparición de un recuerdo en la actividad cerebral. Este efecto influye en el rendimiento de la memoria y nos sugiere que la representación es dinámica y se puede modificar mediante el control cognitivo". Y añade, "el resultado nos dice que vamos por el buen camino para frenar enfermedades como el Alzheimer".

Los científicos se han basado en la idea de que la pérdida de memoria no es del todo exacta, al menos tal y como se interpreta hoy en día. Lo que hace el cerebro según ellos es almacenar los recuerdos en un estado latente del que se pueden recuperar mediante impulsos. Por ello, determinan que en las próximas investigaciones serán capaces de hacer rememorar hechos que sucedieron hace años pero que simplemente quedaron guardados en algún lugar apartado de nuestra mente.

El Alzheimer podría afectar al desarrollo del cerebro

De momento han conseguido que los mayores o personas afectadas por esta dolencia puedan recuperar pequeños recuerdos que ocurrieron recientemente, pero sus investigaciones van más allá y esperan poder devolverles la memoria por completo, consiguiendo que los pacientes recuperen buena parte de su calidad de vida.

Las enfermedades neurodegenerativas son un gran problema para la sociedad, por ello cada vez más científicos estudian su comportamiento y el modo de acabar con ellas o por lo menos detenerlas. Esta nueva terapia puede suponer un nuevo rayo de esperanza para todos aquellos que tienen problemas de memoria y de momento no pueden remediarlo.

[Vía: Motherboard]

Ver ahora:

Sobre el autor

Te recomendamos