Skip to main content

A qué sabe el perrito caliente completamente negro que ha puesto a la venta IKEA

Perrito caliente al carbón IKEA

13/11/2021 - 23:45

¿Experimento, o marketing? IKEA pone a prueba a sus clientes con un perrito caliente y un helado... que no entran por los ojos.

¿Hasta qué punto la apetencia de una comida la define su aspecto, y su color?

La multinacional IKEA ha puesto a la venta en algunos países perritos calientes y helados de color negro, e incluso aunque tengas hambre, seguro que no te resultan muy apetecibles...

Es el doble de caro que un perrito caliente convencional pero también, por alguna extraña razón, bastante más largo, hasta el punto de que se sale del pan. Aquí puedes ver también el helado negro, a la venta solo en IKEA Malasia:

Comida negra IKEA

El poco atractivo color negro no se consigue con colorante alimenticio artificial.

Oficialmente lo que ves en la imagen de apertura es un perrito caliente al carbón. Está a la venta en Malasia y Singapur, y cuesta unos 2 euros, con un descuento de 50 céntimos si tienes la suscripción familiar.

El ingrediente secreto que aporta el color negro es el polvo de carbón o carbón activado extraído del bambú. Además de ser comestible, por lo visto tiene propiedades detox y elimina las flatulencias tras la comida. Está a la venta en Amazon.

En Mothership lo han probado, y se trata de un perrito caliente normal y corriente que sabe exactamente igual, ya que no se nota ningún sabor a carbón.

Destaca, eso sí, el queso fundido que tiene en su interior, que también es de color negro.

El helado al carbón sí parece saber menos dulce, no se aprecia el sabor a caramelo que supuestamente debería tener.

Este experimento de IKEA no es nuevo. Lo llevó a cabo en Japón en 2016, con gran éxito.

¿Veremos algún día este perrito caliente al carbón en España? Sería interesante comprobar si realmente resulta apetecible en vivo y en directo, incluso aunque tengamos hambre.

Una curiosidad que nos sirve para reflexionar por qué la mayoría de los alimentos comerciales más consumidos tienen colores brillantes y atractivos para la vista.

Y además