Skip to main content

Este perro callejero se ha hecho viral porque todos los días coge el metro, el tranvía y el ferry para desplazarse 30 kilómetros

Boji

Boji / Twitter

16/10/2021 - 23:45

Puede que Boji sea un perro vagabundo, pero también es un perro bien educado, y muy listo, que se desplaza únicamente en transporte público.

Hemos visto a muchos perros que copian los comportamientos humanos, pero Boji nos ha dejado con la boca abierta.

Es el nombre que le han puesto a un perro callejero turco que se ha hecho viral porque todos los días coge el metro, el tranvía, el ferry, y alguna vez el tren, para desplazarse por todo Estambul.

Boji se ha vuelto tan famoso que tiene sus propias cuentas de redes sociales en Instagram y Twitter, en donde la gente sube fotos que le hacen cuando se lo encuentran en el transporte público. Incluso ha salido en la CNN:

Como se puede ver en el vídeo, aunque es un perro callejero Boji está bien cuidado, y ha pasado varias revisiones veterinarias. Esto es porque las autoridades municipales se han hecho cargo de él.

También se observa fácilmente que le han puesto un localizador en la oreja, para comprobar por donde se mueve. Y se han quedado boquiabiertos con los resultados.

En el mismo día Boji ha llegado a hacer 29 paradas, tomando diferentes tipos de transporte público: metro, tranvía, ferry, tren...

De media cada día recorre entre 27 y 30 kilómetros... sin dar casi ni un paso...

Boji

Boji no solo usa el transporte público, sino que se conoce las normas de cortesía: deja salir a todos los pasajeros, antes de entrar él.

Se le ha visto también esperar junto a la parada del autobús cuando hace buen tiempo, y resguardarse dentro cuando llueve.

¿Cómo se puede explicar este extraordinario comportamiento?

Dicen que los perros acaban pareciéndose a sus dueños, y es la única explicación que podemos encontrar a este comportamiento nunca antes visto.

Los veterinarios han descubierto que es un cruce de Sivas Kangal y perro pastor, y que está esterilizado, así que antes de ser un perro callejero, tuvo un dueño.

Seguramente esta persona usaba mucho el transporte público, y Boji aprendió a utilizarlo para desplazarse por Estambul.

Una curiosa historia que nos sirve para comprobar la capacidad de aprendizaje del mejor amigo de los seres humanos.

Y además