Skip to main content

Pierde 200 veces en una máquina de gancho, llama a la policía, y los empleados pierden 300 veces

Máquina de gancho

Japan Today

03/07/2022 - 06:00

Las máquinas de gancho son, por fuera, un juego de habilidad. Pero se trata de puro azar... Y de lo bien que le haya ido el día al operario.

En Japón tienen una afición desmesurada por las máquinas con premio. Desde las clásicas tragaperras a las máquinas de bolas, las míticas Gashapon que llegaron oficialmente a España el año pasado.

También es facil encontrar en las grandes ciudades locales llenos de máquinas de gancho o garfio. Seguro que has jugado alguna vez: introduces una moneda, y manejas un gancho / garfio / garra con un stick que se usa para coger un peluche, un juguete, e incluso móviles y otros premios.

En más de una ocasión habrás notado que el gancho no tiene fuerza, o que está sujetando firmemente el premio.. y de repente la "garra" se afloja, y el premio se cae justo cuando estabas a punto de meterlo en el hueco para llevártelo a casa. 

Hace tiempo se hizo viral el tuit de un japonés llamado Ogatun en donde explicaba que tras perder 200 veces seguidas en una máquina de gancho, decidió llamar a la policía.

 

Según informa Japan Today, para comprobar que la máquina no estaba trucada, la policía hizo jugar a los operarios... y perdieron 300 veces seguidas.

Finalmente, reorganizaron los peluches dentro de la máquina, y consiguieron coger uno, que entregaron al enfadado cliente. La policía decidió no intervenir.

La noticia se hizo viral, así que SEGA, dueña de las máquinas de gancho, tuvo que lanzar un comunicado en el que afirmaba que "en general, los juegos de gancho están pensados para ser disfrutados como una forma de que los clientes prueben su habilidad y suerte, y jueguen sabiendo que cuando ponen dinero, no necesariamente sale un premio".

"Por supuesto, nos esforzamos para que nuestro personal esté al tanto de las situaciones de los clientes, por lo que si algo le parece mal, puede llamarles y pedirles que le ayuden un poco. Ese es un funcionamiento fundamental de nuestra empresa".

La clave está en lo que SEGA llama "prueba de habilidad y suerte". Es habilidad porque hay que manejar el gancho, y es suerte... porque las máquinas están legalmente trucadas para que solo entreguen cierto porcentaje de premios, según las ganancias, como hacen las tragaperras.

Tal como descubrió una investigación del medio americano Vox hace ya tiempo, accediendo a los manuales de instrucciones de estas máquinas, el gancho está programado para agarrar con fuerza y firmeza sólo algunas veces. El propietario tiene la posibilidad de ajustar de antemano la fuerza del gancho para que tenga un buen agarre sólo en el período que él seleccione.

analisis game watch zelda

Consolas portátiles retro: estas son las mejores que puedes comprar

Además, el dueño de la máquina también puede configurar otros parámetros, como la habilidad de la caída del gancho. Después de un número determinado de intentos, la pinza recogerá uno de los premios que ha estado tratando de coger el usuario.

Otra de las opciones que puede ajustar el propietario es el nivel de ganancia que le gustaría ofrecer, una característica que configura de manera automática la firmeza del gancho para asegurarse de que el jugador sólo gana un número limitado de veces.

En definitiva, el gancho solo va a funcionar un porcentaje pequeño de veces, y además el propietario tiene la opción de que si ve a un cliente dejarse el sueldo en una máquina, ajustar la firmeza para que gane un premio y se vaya a casa contento.

Por lo visto se olvidaron de hacerlo con este cliente japonés, y la policía acabó interviniendo.

Y además