Le pillan viendo porno en el trabajo y tienen que pagarle

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Hombre viendo porno mientras trabaja

¿Cómo debes usar el ordenador del trabajo? ¿Debes limitarte a un uso profesional o puedes usarlo como si fuera tuyo? Según un juzgado australiano, a menos que tu empresa te prohíba algo expresamente, eres libre de hacer lo que quieras. Incluso puedes descargar y ver vídeos porno y sin consecuencia alguna.

En esas estaba un comercial de seguros de Australia cuando le pillaron con las manos en la masa. Su compañía comprobó que había descargado y visualizado grandes cantidades de vídeos porno online desde el móvil y el ordenador portátil del trabajo. Inmediatamente despidió al susodicho, un despido que se mantendrá a cambio de 10.000$ de compensación económica.

Con la sentencia judicial en la mano, este empleado de seguros tendrá que ser readmitido inmediatamente por la compañía. No hizo nada ilegal ni prohibido, ya que la empresa nunca le aclaró específicamente que el ordenador del trabajo no era para ver porno. Además, no se puede comprobar si estas actividades tuvieron lugar durante el trabajo o en sus horas libres.

Los mejores móviles con Dual SIM para que unas tu línea laboral y profesional en el mismo dispositivo

El juez encargado de valorar el caso cuestionó la línea de defensa del demandante, calificando como “poco probable” que todo el material para adultos fuera obtenido durante su tiempo de recreo.

No sólo se encontró porno profesional en su teléfono móvil, sino que el protagonista de esta curiosa historia llegó a grabar varios vídeos porno caseros grabados con él mismo como actor principal. No formateó la memoria del móvil cuando fue requisado por la empresa, algo que descubrió en qué había estado ocupando su tiempo.

El WiFi gratis de Nueva York colapsa por culpa del porno

Pese a la sentencia favorable al porno en el ordenador del trabajo, debes tener mucho cuidado al usar tu equipo profesional para cuestiones personales. El modo incógnito no te salvará de las cláusulas que tu compañía haya podido incluir como condición para la cesión del portátil o móvil.

[Fuente: The Sydney Morning Herald]