Skip to main content

El placebo quita el dolor aunque sepas que te están engañando

El placebo quita el dolor aunque sepas que te están engañando

21/10/2016 - 21:16

Un equipo internacional de científicos ha demostrado que el placebo resulta eficaz para tratar el dolor aunque los pacientes sepan que están siendo engañados.

Un conjunto internacional de investigadores, dirigidos por el Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston (Massachusetts, Estados Unidos) ha descubierto que los fármacos placebo pueden aliviar el dolor de los pacientes incluso cuando estos son conscientes de que están tomando un medicamento que no tiene ningún efecto.

Durante muchos años, los científicos han sostenido que los efectos del placebo dependen de que los pacientes crean que están recibiendo una medicación farmacológicamente activa. Sin embargo, ahora un nuevo artículo publicado en la revista Pain ha sido el primero en demostrar que este requisito no es necesario.

Estos investigadores han llevado a cabo un estudio con un grupo de 97 enfermos aquejados de dolor crónico en la zona lumbar. Este tipo de dolencia acaba dando paso a discapacidad en muchos de los casos. Después de ser examinados por personal especializado en el tratamiento del dolor, los pacientes se dividieron en dos grupos, uno para el fármaco convencional y otro para el placebo, y después recibieron una explicación de 15 minutos acerca de cómo funciona y en qué consiste el efecto placebo. 

Ninguno de los pacientes fue engañado en ningún momento: todos recibieron un frasco con una etiqueta del fármaco contenido, y los participantes que estaban consumiendo placebo sabían que sus píldoras estaban compuestas por celulosa microcristalina sin medicación activa. 

El paracetamol puede tener efectos secundarios graves

De acuerdo con el documento, los participantes que tomaron el placebo a sabiendas manifestaron una mejoría incluso mayor que los que recibieron el tratamiento tradicional. Pasadas tres semanas del inicio del estudio, los individuos del grupo de placebo registraron una disminución del 30% del dolor habitual y el máximo, comparado con el 9% y el 16% respectivamente en el grupo con medicación normal. 

"Estos resultados le dan la vuelta a nuestra comprensión del efecto placebo", afirma Ted Kaptchuk, uno de los autores de la investigación y director del Programa de Estudios de placebo del Beth Israel Deaconess Medical Center. "Este nuevo estudio demuestra que el efecto placebo no está provocado necesariamente por la expectativa consciente de estar recibiendo un medicamento activo", concluye.

Ver ahora: