Skip to main content

La playa privada de Zuckerberg puede provocar 300 desahucios

Zuckerberg, de nuevo vuelve a ser polémica por querer desahuciar a 300 personas

20/01/2017 - 10:53

Mark Zuckerberg, creador y propietario de Facebook, es una de las personas más ricas del mundo. Como todos los millonarios, tiene sus excentricidades. La última de ellas es una playa privada, un capricho que puede provocar al menos 300 desahucios.

Hace dos años, Zuckerberg compró una hacienda de 283 hectáreas en Hawaii, a sabiendas de que en esos terrenos hay varios inquilinos que tienen propiedades heredadas de sus antepasados. Son las conocidas como Kuleana, pequeñas propiedades que en su día pertenecieron a una tribu local y que sus herederos han dividido hasta formar pequeñas islas dentro de grandes terrenos.

El problema surgió cuando el millonario quiso realizar su deseo de tener un playa privada completamente inaccesible. Estos pequeños propietarios, al encontrarse dentro de los terrenos, tienen derecho a moverse con total libertad por los mismos. Esta derecho frustra los deseos del magnate de no ser molestado en ningún momento.

Para lograr el desahucio de los inquilinos ha interpuesto una demanda judicial reclamando que dichas parcelas de tierra sean intervenidas y sacadas a subasta pública. El dueño de Facebook no se niega a pagar, sino que solicita que se obligue a todos los propietarios a vender sus tierras. Previsiblemente, él mismo asistiría a la subasta con un buen puñado de millones de dólares en el bolsillo.

¿Es el dueño de Facebook el dictador de la mayor nación del mundo?

El proceso no es nada sencillo. Algunas de las personas que tienen derechos sobre estas tierra ni siquiera han tenido noticias de ellas durante generaciones. Otras sí viven en ellas y se niegan a abandonarlas o traspasarlas, forzando así a Zuckerberg a emprender acciones legales. Tienen 20 días para alegar; de no hacerlo perderían la oportunidad de intervenir en el proceso.

La fortuna de Zuckerberg se estima en unos 44.600 millones de dólares, suficientes para comprar las tierras que necesite para su playa privada. De hecho, podría comprar una isla privada si fuera su deseo. Esta cantidad aumenta rápidamente y de forma estable, todo gracias a los beneficios generados por su principal invento y por otros como Instagram. Se incluyen en el conglomerado empresarial Facebook Inc.

[Fuente: Star Advertiser]

Ver ahora: