Skip to main content

Le pone el nombre NULL a su matrícula para hacerse invisible y le cobran 12.000 dólares en multas defectuosas

Matricula NULL

13/08/2019 - 17:35

A veces los hackers son extremadamente inteligentes, y en otras ocasiones el tiro les sale por la culata. En la reciente conferencia de hackers DEF CON 2019 que se celebró la semana pasada en Las Vegas, la presentación más divertida la llevó a cabo un curioso personaje llamado Droogie. Su conferencia estaba destinada a mostrar un fallo de los parquímetros de Los Angeles, pero la forma en que descubrió ese fallo es una de las más divertidas que hemos visto en mucho tiempo. 

En Estados Unidos está permitido personalizar las matrículas, siempre que la palabra que uses no esté cogida, ni sea ofensiva. A modo de broma, ya que no se trata de ningún tipo de hackeo, a Droogie se le ocurrió registrar la matrícula de su coche con la palabra NULL (nulo). Es un término informático que se muestra en los mensajes de error cuando un programa no sabe qué hacer, o se ha estropeado.

Droogie eligió este nombre pensando, en broma, que el software que pone las multas se volvería loco o no sabría que hacer al leer una mátricula NULL, y así sería invisible. Pero la jugada le estalló en la cara cuando comenzó a recibir multas por valor de 12.000 dólares: todas las multas defectuosas que el sistema no era capaz de procesar le llegaban a él, tal como podemos ver en esta captura de la conferencia de hackers:

Matricula NULL

El fallo no fue inmediato, ya que durante el primer año de uso no tuvo ningún problema. Pero cuando acudió a la web de tráfico para renovar el registro de la matrícula, la web produjo un error: no reconocía la matrícula NULL.

A partir de ese momento comenzó la pesadilla: su correo se llenó de mensajes con multas de parking defectuosas a las que les faltaba algún dato. El sistema las etiquetaba como NULL (nulas), pero en lugar de archivarlas... se las cobraban a él, por tener una matrícula NULL.

Droogie acudió al servicio de tráfico y a la Policía de Los Angeles para explicar su caso, y en ambos sitios le dijeron que la solución era cambiar el nombre de la matrícula. Pero él se negó, argumentando que no había hecho nada mal ni ilegal, y por tanto era un problema de ellos.

¿Sabías que en Amazon venden matrículas homologadas por apenas 10 euros?

El Servicio de Tráfico le quitó las multas, pero no corrigió el problema. Actualmente vuelve a tener una deuda de 6.000 dólares por multas defectuosas que le siguen cargando a él. 

Asegura que no piensa cambiar la matrícula, y que no va a pagar las multas. La ley está de su lado... hasta que la policía decida incluir la matrícula NULL en la lista de nombres prohibidos, y no le quede más remedio que elegir otro.