Posible línea de tren de alta velocidad que conecta China y EEUU

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Planean una línea de tren de alta velocidad entre China, Rusia y Estados Unidos

Suena a utopía pero nada es imposible, sobre todo a la vistas de la política ferroviaria expansiva de China, que podría proyectar a largo plazo una línea de alta velocidad con destino Estados Unidos a través del Estrecho de Bering en una ruta que superaría los 13.000 kilómetros para convertirse en la línea tren de alta velicidad más larga de todo el planeta.

El responsable del proyecto es Wang Mengshu, miembro de la Academia China de Ingeniería y uno de los más reconocidos expertos en transporte ferroviario.

Sin embargo, la idea es tan antigua como el Zar Nicolás II de Rusia, que a principios del siglo XX llegó a aprobar la construcción de un túnel que uniría su imperio con América a través del Estrecho de Bering.

Un tren de levitación magnética de Japón alcanza 590 km/h

Aquella obra faraónica del zar ruso jamás se llegó a ejecutar, pero vuelve a estar en boca de muchos ante el deslumbrante desarrollo ferroviario de China, el primer país del mundo en vías de alta velocidad por delante de España, que ya ha aprobado por ejemplo la construcción del túnel submarino más largo del mundo que conectará las ciudades de Dalian y Yantai a través de la bahía de Boahi, con un total de 125 kilómetros bajo el agua.

La línea de alta velocidad China-Rusia-Canadá-Estados Unidos es un proyecto todavía más ambicioso y, sobre todo, mucho más caro. "Por ahora solo es un sueño, pero está a nuestro alcance. Tenemos la tecnología y el proyecto sería un gran legado que dejar para las generaciones futuras", argumenta Mengshu. 

AVE China EEUU

La construcción de este tren de alta velocidad entre China y Estados Unidos batiría todos los récords si es que los ingenieros consiguen superar los retos que presenta una ruta tan larga.

A pesar de que la profundidad de las aguas en el Estrecho de Bering no supone un problema importante, sí que lo serían evidentemente las temperaturas extremas de esa zona, justo por debajo del Ártico, donde se alcanzan sin problemas los 50 grados bajo cero. 

Las 5 mejores webs para preparar un viaje

Pero eso no es todo. La línea debería orientarse principalmente al transporte de mercancías como ya se ha hecho con la ruta ferroviaria más larga del mundo, que une China con Madrid, porque las velocidades actuales no pueden competir con el avión.

Ni siquiera el tren bala japonés de levitación magnética que ha viajado en pruebas a 600 kilómetros por hora podría ser una opción ya que tardaría en completar el trayecto entre Pekín y Seattle alrededor de 15 horas, cuatro más que el transporte aéreo.

Con todas estas razones el proyecto parece destinado a una muerte asegurada. O quizás no. Durante los últimos años Rusia también ha dado muestras de su interés en construir redes ferroviarias -también gaseoductos y autopistas- a lo largo de Siberia para conectar, a medio plazo, con el continente americano. Quién sabe si entonces el tren submarino entre China, Rusia y Estados Unidos podría comenzar perfilarse en serio.

[Fuente: The Register]