Skip to main content

El pozo artificial más profundo del mundo cumple 50 años

Pozo Superprofundo de Kola
Andre Belozeroff -

Andre Belozeroff, Wikimedia

27/05/2020 - 06:45

  • El Pozo Superprofundo de Kola es la excavación humana más profunda del mundo.
  • Está ubicado en la península de Kola, en Rusia, y tiene una profundidad de 12.262 m.
  • Los trabajos de perforación dieron comienzo el 24 de mayo de 1970, por lo que acaba de cumplir 50 años.

El Pozo Superprofundo de Kola, la excavación humana más profunda del mundo, acaba de celebrar su 50º cumpleaños. Te contamos su historia.

Los humanos hemos perforado la Tierra por diversos motivos, algunos más nobles que otros. Por poner algunos ejemplos, a lo largo de los siglos hemos realizado excavaciones para desenterrar restos de civilizaciones desaparecidas, para buscar piedras preciosas, para extraer petróleo, para construir túneles o para estudiar nuestro planeta. 

Por este último objetivo es por el que se cavó el pozo más profundo del mundo. El Pozo Superprofundo de Kola, (KSDB, Kola SuperDeep Borehole) se llevó a cabo en el marco de un proyecto de prospección científica de la URSS, que tenía como finalidad profundizar en la corteza terrestre para estudiar la litosfera y la estructura geológica.

Está ubicado en la península de Kola, a una distancia de 12 km al oeste de la ciudad de Zapoliarni, en Rusia. Tiene una profundidad alcanza los 12.226 m, y en el año 1989 entró a formar parte del Libro Guinness de los Récords reconocido como la invasión humana más profunda de la corteza terrestre. 

El inicio de los trabajos de perforación arrancó el 24 de mayo de 1970, de manera que el pozo acaba de cumplir 50 años. El proyecto consistió en la excavación de una red de pozos partiendo de la rama central, utilizando para ello las perforadoras Uralmash-4E y más tarte Uralmash-15000.

La profundidad máxima se alcanzó en el año 1990 y la URSS tenía planes para convertir el mastodóntico pozo en un laboratorio para estudiar los procesos profundos de la corteza terrestre, pero la caída del régimen frustró estos planes. La excavación quedó en manos de la empresa científica estatal GNPP Nedra, pero a mediados de 2008 se dio por cerrado el proyecto por falta de fondos.

Yevgeny Kozlovsky, ex ministro de geología soviético, señala que, gracias al Pozo Superprofundo de Kola, los científicos rusos pudieron registrar las ondas sísmicas de terremotos naturales y artificiales en un vasto territorio, información que emplearon para especificar la estructura geológica de la región.

Permitió a la comunidad científica estimar los recursos del subsuelo e identificar potenciales yacimientos de minerales, petróleo y gas. Además, encontraron fósiles microscópicos de 24 especies de organismos unicelulares y obtuvieron acceso a rocas de hace 2.700 millones de años, entre infinidad de curiosidades más.