Skip to main content

El primer salto en paracaídas desde un dron (vídeo)

Salto desde dron

08/08/2019 - 22:38

En un futuro que ya está aquí, los drones capaces de transportar personas y objetos pesados van a salvar mucha vidas. Ese es el objetivo de Aerones, una empresa letona que fabrica drones capaces de transportar 200 Kilos de peso. Una persona pesa bastante menos, por eso han podido hacer realidad un récord: el primer salto en paracaídas desde un dron de la historia.

Ocurrió el 12 de mayo de 2017, pero hemos recuperado el vídeo porque ha sido publicado con mejor calidad de imagen, y es realmente espectacular.

El experto paracaidista Ingus Augstkalns fue transportado hasta una altura de 330 metros por un dron de Aerones, y desde allí saltó en paracaídas, aterrizando suavemente sin ningún problema. Puedes verlo en este vídeo:

Para conseguir esta proeza los ingenieros de Aerones trabajaron seis meses en el aumento de potencia del dron, con el objetivo de que pudiera transportar más de 200 Kilos. Tiene un margen de seguridad pues Ingus Augstkalns, junto con el traje de paracaidista, el casco y el propio paracaídas, superaba los 100 Kilos.

Instalaron 28 propulsores en el dron Aerones, una tarea nada sencilla porque la estabilización se vuelve más complicada, al tener tantos propulsores.

El salto tuvo lugar en Mali, una zona rural de Amata, en Letonia. Ingus Augstkalns se subió primero a una torre de televisión de 120 metros de altura, y desde ahí fue recogido por el dron, manejado por control remoto desde el suelo. El dron lo elevó a una altitud de 330 metros.

Como se puede ver en el vídeo el salto fue completamente seguro, y transcurrió sin problemas. El dron de Aerones permaneció completamente estable durante el transporte de los más de 100 Kilos de peso:

Salto desde dron

Aerones es una compañía especializada en fabricar drones capaces de transportar peso, para uso civil y de salvamento. Hace unos días mostramos cómo uno de sus drones limpia los cristales de los rascacielos en Riga (Letonia). 

Ahora están trabajando en nuevos usos, como apagar incendios en lugares peligrosos (o en edificios altos). Gracias a su capacidad de transportar hasta 200 Kilos de peso, sus drones pueden levantar una manguera de agua hasta los 350 metros de altitud.