Skip to main content

El primer vídeo de un eclipse, grabado en 1900, se restaura a resolución 4K

Primer vídeo de un eclipse

British Film Institute / Royal Astronomical Society

03/06/2019 - 21:30

Hoy en día ver un eclipse de sol en vídeo, o incluso en directo, no deja de ser una curiosidad que hemos contemplado innumerables veces. Pero hace 120 años, cuando la gente de la calle solo podia ver un eclipse usando cristales oscuros, con graves riesgos para su visión, podemos imaginarnos lo que representaba ver por primera vez en vídeo un eclipse solar. Era algo mágico y desconocido, que dejaba con la boca abierta a aquellos que lo contemplaban. Más de un siglo después, el Instituto Británico de Cinematografía y La Real Sociedad Astronómica han recuperado el primer eclipse en vídeo, que se creía perdido, y lo han restaurado a resolución 4K.

Este primer eclipse en vídeo fue grabado por el mago profesional y cineasta británico Nevil Maskelyne, en Carolina del Norte (Estados Unidos), el 28 de mayo de 1900, hace 119 años.

Se creía perdido, pero el Instituto Británico de Cinematografía lo encontró hace poco, y con ayuda de La Real Sociedad Astronómica han escaneado y restaurado fotograma a fotograma el filme, y lo han digitalizado a resolución 4K. Así que aquí puedes ver, en todo su esplendor, el primer eclipse grabado en vídeo, completamente restaurado. Es historia de la astronomía y de la cinematografía:

Aunque muchos fotógrafos y cinematógrafos intentaron capturar un eclipse mucho antes, no es una operación sencilla, porque enfocar directamente al sol con una cámara de carrete, quema el filme.

Nevil Maskelyne era un famoso mago británico que usaba películas y trucos cinematográficos en sus representaciones, pues en aquella época el cine todavía era algo mágico y poco conocido.

Aficionado a la astronomía, quería incorporar un eclipse a su espectáculo, así que el 28 de mayo de 1900 viajó a Estados Unidos para grabar el primer eclipse solar en vídeo.

Para evitar estropear la película con la exposición directa al Sol, Maskelyne ideó un adaptador telescópico acoplado a la cámara, que evitaba la sobreexposición y el quemado de la emulsión.

Este es el telescopio más vendido de Amazon

Curiosamente, éste no fue el primer eclipse que Nevil Maskelyne grabó en vídeo. Dos años antes capturó otro en la India, pero le robaron la película cuando volvía al Reino Unido, y nunca más se supo de ella.

Algo similar ocurrió con este primer eclipse en vídeo que se conserva, desaparecido durante años. Ahora el Instituto Británico de Cinematografía lo ha recuperado y restaurado, para que todo el mundo pueda disfrutarlo. Es el único material fílmico de Nevil Maskelyne que existe.