La primera autopista inteligente de Europa nacerá en 2015

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
La primera autopista inteligente de Europa nacerá en 2015

Uno de los proyectos más ambiciosos a nivel europeo está a punto de dar el pistoletazo de salida. Se llama Cooperative ITS Corridor y se trata de una autopista inteligente que irá de Rotterdam a Viena, pasando por Munich y Frankfurt. De hecho sería la primera autopista inteligente de Europa y nacerá en 2015.

Esta autopista inteligente será la primera también en armonizar normas viales inteligentes entre diferentes países. "Ya existen pruebas en el mundo, pero esto no es sólo una prueba, es el primer despliegue real en tres países del mundo", asegura Frans Op De Beek, asesor senior de tráfico del Ministerio de Infraestructura y Medio Ambiente holandés. El acuerdo entre los tres países acabó formalizándose en junio de 2013.

Francia, Polonia y República Checa serán probablemente los próximos en engancharse a este proyecto tras hacerlo Alemania, Holanda y Austria. El pionero en la creación de "Smart-Roads" o autopistas inteligentes es Japón. Allí este sistema informa a los conductores acerca de las condiciones de tráfico y límites de velocidad mediante la recopilación y difusión de datos a través de la radio y receptores de infrarrojos. 

Pero el contexto allí es diferente ya que Japón es una isla, con lo que no sienten la necesidad de armonizar sus normas con otros países como es el caso europeo.

Así es AeroMobil 3.0: el coche volador, cada vez más cerca

Estados Unidos, por su parte, es incapaz de pagar las reparaciones de las carreteras debido a su Fondo Fiduciario de autopistas, con lo que es impensable el planteamiento de autopistas inteligentes allí.

Hay que añadir que incluso los europeos se muestran sensibles respecto a la asunción de los costes de una autopista inteligente. Este es junto a la complicada armonización de obras viales y advertencias, uno de los puntos más difíciles.

Según IEEE Spectrum, ya existe un tramo de pruebas de 8 km en Helmond. Allí la carretera está repleta de sensores que miden la posición exacta de los vehículos con una precisión de 1 metro que es analizada 10 veces por segundo. Existen cámaras cada 100 metros y antenas Wi-Fi cada 500 metros, dos veces más que en una autopista normal. 

El sistema utilizado en las autopistas inteligentes podría ganar distancia de frenado en un hipotético frenado repentino en cadena. 

Los holandeses son los primeros en impulsar el proyecto Cooperative ITS Corridor ya que ya proporcionan una gran cantidad de información en sus infraestructuras a los coche en los navegadores GPS.

El ancho de banda LTE podría ser utilizado para recoger datos sobre la velocidad del vehículo y la posición para la gestión del tráfico. Ahora los reguladores europeos deben establecer normas para llevar a cabo el proyecto Cooperative ITS Corridor. La primera autopista inteligente de Europa podría nacer así en 2015.