Skip to main content

Este es uno de los productos más curiosos de Xiaomi, y cuesta 14€: un dispensador de jabón

Dispensador de jabón Xiaomi

19/07/2019 - 13:30

Desde que Xiaomi llegó a España hace aproximadamente un par de años, su imagen de marca ha vivido una expansión rápida en nuestro país. Prácticamente todo el mundo conoce sus productos ya, o conoce los pocos que vende en España de forma oficial.

Son pocos pese a ser muchos, y es que en China vende muchísimos más. El motivo es que Xiaomi ha traído a España todos aquellos artículos que vende bajo su propia marca, pero no los que venden marcas como Happy Life o Youpin, que también son suyas aunque trabajen de forma independiente.

Eso deja fuera prácticamente todos los productos para el hogar, y hay muchos y muy curiosos, como por ejemplo el ventilador sin aspas que además es una lámpara, su cafetera de cápsulas y el dispensador de jabón. Sí, lo que has leído: Xiaomi tiene un dispensador de jabón automático.

Estos son los productos más raros y extravagantes vendidos por Xiaomi

Lo puedes comprar si quieres, y es que se vende en Banggood y Gearbest a un precio de 14 o 15 euros y con envío gratis a España. Es un producto de Xiaomi muy curioso pero que quizás quieras tener en casa por eso mismo.

Tiene un sensor que detecta tu mano y dispensa el jabón de su depósito en forma de espuma, una forma de ahorrar. Funciona a pilas, nada de batería, aunque según la marca tiene para meses con sólo unas cuantas pilas estándar.

Incluso ganó un premio de diseño por su aspecto minimalista, perfecto para tu baño sea cual sea su estilo.

Desde luego este ejemplo sirve para ilustrar lo que es Xiaomi, algo más que una marca de tecnología. A diferencia de sus rivales en telefonía móvil, en este caso es una marca todoterreno que no tiene problemas al desarrollar productos incluso de tipo textil, como zapatillas deportivas.

Puede que con el tiempo se animen y veamos algunos de estos artículos en España, quién sabe, aunque para ello tendrían sin duda que ampliar sus tiendas hasta convertirse en toda una megatienda, algo que actualmente no parece posible y tampoco probable.