Skip to main content

Pros y contras del suelo radiante que deberías conocer

suelo radiante

Depositphotos

Enrique Fernández

04/03/2021 - 07:10

Ahora que ha llegado el frío es habitual que muchos se pregunten sobre el mejor sistema de calefacción para tener en casa.

Las buenas temperaturas de los primeros días de otoño ya empiezan a llegar a su fin, y el frío hace acto de presencia durante la mayoría de los días de la semana. 

Debido a ello, es habitual que surjan dudas y preguntas sobre cómo mantener la casa caldeada en invierno. Utilizar ropa más abrigada, tomar bebidas calientes, regular correctamente la calefacción o usar mantas son algunos de los recursos más socorridos.

A esto hay que añadir algunas alternativas que cada vez suenan con más fuerza. Es el caso del suelo radiante, un sistema de climatización que funciona mediante unas tuberías instaladas bajo el suelo de casa.

Se trata de una tecnología innovadora que no está demasiado implementada en España, pero que con el paso de los años podría ser algo mucho más habitual.

Ventajas del suelo radiante

Las ventajas de tener este sistema en casa son numerosas, tal y como explica la Fundación de Energía de la Comunidad de Madrid en una guía para el suelo radiante.

Para empezar, el rendimiento es más óptimo que con otras opciones. Los tubos por donde fluye el agua son muy delgados, y por lo tanto la cantidad de energía que se precisa para calentarnos no es demasiado alta. El suelo radiante necesita una temperatura de entre 30 y 45 grados para operar, frente a los 80 grados que precisan otros sistemas tradicionales.

Esto significa que la eficiencia energética es mayor y el consumo más bajo, así que acabarás reduciendo el coste de tu factura de la luz. Además, el suelo radiante es respetuoso con el medio ambiente, pues para su funcionamiento suele hacer uso de energías renovables.

Una ventaja que también se puede tener en cuenta es la estética. Como los tubos van por debajo del suelo no resulta necesario tener elementos instalados en las paredes u otros espacios. Esto dará más opciones para decorar la casa o ganar en comodidad.

El suelo radiante también sirve para el verano, pues tiene función de frío para que así pases menos calor durante los días en los que la temperatura es muy elevada.

Inconvenientes del suelo radiante

Pero el suelo radiante no sólo presenta ventajas, también hay algunos inconvenientes que se deben estudiar antes de lanzarse a instalar este sistema.

Una de los obstáculos principales para que este sistema se generaliza es el elevado precio de la instalación, que ronda los 50 euros por cada metro cuadrado. Es decir, si vives en un piso de 90 metros cuadrados tendrás que desembolsar alrededor de 4.500 euros.

Otra desventaja es que el suelo radiante no funciona bien cuando la temperatura cambia bruscamente en el exterior. El sistema tarda en caldear el ambiente y debido a ello también necesita estar funcionando continuamente.

El último inconveniente es que la instalación requiere de mano de obra especializada y conocimiento técnico, algo que también ocurre durante el mantenimiento.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Enrique Fernández.