Skip to main content

Un proyecto usará excrementos de perro para alumbrar la ciudad

Un proyecto usará excrementos de perro para alumbrar la ciudad

07/09/2015 - 19:53

El proyecto Sparky Power impulsado por Ron Gonen pretende utilizar el metano de los excrementos de perro para producir electricidad para la ciudad de Nueva York.

Los excrementos pueden aprovecharse como material para producir biocombustibles, como ya hemos visto en diferentes áreas. Uno de los usos más populares es como fuente de energía para los autobuses, pero este es sólo un ejemplo y puede tener un sinfín de aplicaciones más.

Así lo considera Ron Gonen, el antiguo comisario para Reciclaje y Sostenibilidad de Nueva York, que mediante el proyecto Sparky Power tiene la intención de transformar las heces caninas en electricidad para el alumbrado público de la ciudad. 

Pero, ¿cómo se consigue obtener energía eléctrica de los excrementos? Muy sencillo: utilizando el gas metano que producen estos desechos orgánicos para convertirlo en electricidad. Para ello, el programa pretende instalar en los parques y las zonas acotadas para los perros unos contenedores en los que los propietarios deberán introducir las heces. Estas máquinas contarán con la tecnología necesaria para transformar el metano en la energía que alimentará el alumbrado público del parque. 

Autobús impulsado por excrementos bate récord de velocidad

El proyecto piloto instalará de manera inicial contenedores en tres parques, tendrá una duración de un año y ha requerido una inversión de unos 100.000 dólares aproximadamente. 

Esta no es la primera vez que se lleva a cabo una iniciativa de estas características. En 2010, el proyecto The Park Spark ya se valía de una dinámica similar para recoger los excrementos caninos y usarlos para obtener electricidad para las farolas del parque de Cambridge, en Massachusetts. Por otra parte, en 2012 la Universidad Estatal de Arizona también inauguró unas instalaciones subterráneas para utilizar las heces de los perros como biocombustible en el parque de una ciudad de este estado.

Sin embargo, aunque es una gran idea utilizar este recurso para obtener energía, hasta ahora este tipo de programas no se ha popularizado ni extendido a otras poblaciones, una tendencia que esperamos que cambie con el nuevo proyecto de la ciudad de Nueva York. 

[Fuente: The Economist]

Ver ahora: