Skip to main content

Prueban científicamente los beneficios de la sauna para la salud

Sauna

03/08/2018 - 09:36

Pasar todos los días un rato en la sauna es costumbre centenaria en países como Finlandia, precisamente el campo de pruebas utilizado para probar los beneficios de la sauna para la salud, un terreno ideal para medir las consecuencias para el bienestar de esta rutina.

La institución encargada de dicha investigación ha sido la Clínica Mayo, que ha estudiado la incidencia de distintas enfermedades en personas que van habitualmente a la sauna y en las que nunca van, probando algunas de las sospechas que ya tenían los expertos.

Entre las ventajas para la salud de la sauna está la menor probabilidad de sufrir enfermedades crónicas, particularmente pulmonares o cardiovasculares, más allá de la sensación de bienestar que produce, un intangible.

Un 40% menos de muertes prematuras

Entre las más de 4.000 personas que han colaborado con la Clínica Mayo para estos tres estudios se detectó un 40% menos de incidencia de muertes prematuras por cualquier causa, una impresionante cifra que justificará futuros análisis macro.

Además, en el caso de accidentes cardiovasculares como infartos, la cifra asciende hasta el 50%, y eso hablando de personas que sólo pasan unos minutos en la sauna durante cuatro días a la semana, un "sacrificio" que no cuesta nada y que puede salvarte la vida.

Hay que tener en cuenta que los accidentes cardiovasculares son la primera causa de muerte en países desarrollados, así que de probarse los beneficios de la sauna para la salud cardiovascular, quizás habría que emprender acciones a gran escala para instituir esta costumbre en más países.

¿Quieres vivir más? Estos hábitos saludables aumentan tu esperanza de vida

Alzheimer, otro punto a tener en cuenta

En el tercero de los estudios sobre los efectos de la sauna para la salud, se ha comprobado una cifra aún reveladora. No sólo afecta positivamente a nivel físico, sino también mental.

En el caso de enfermedades como el alzheimer, hablamos de una incidencia del 66% menos entre aquellos que fueron cuatro veces a la semana a la sauna en comparación con los que sólo fueron un día.

Ver ahora: