Skip to main content

¿Se pueden heredar las criptomonedas?

Criptomonedas vs. acciones

04/01/2022 - 15:21

¿Qué ocurre cuando el propietario de unas criptomonedas fallece? Esta pregunta ha preocupado a muchos en los últimos tiempos y, a pesar de que hay cierto vacío legal, hay una respuesta más o menos fiable.

A ninguno nos gusta pensar en la muerte. Es una de las consecuencias de estar vivo y le llega a todo el mundo. Justamente por eso tenemos que pensar en qué va a ser de nuestras cosas cuando no estemos.

En los últimos meses se ha creado una preocupación respecto a las criptomonedas y el fallecimiento ¿Qué ocurre cuando muere alguien con Bitcoins?¿Los heredan sus hijos como cualquier otra cosa?

Desde el Notariado han respondido a esta pregunta de manera directa. Sí, es posible dejar en herencia las criptomonedas que tengamos, pero su respuesta no ha sido nada profunda.

Criptomonedas

Depositphotos

Si bien las criptomonedas se pueden dejar en herencia (forman parte del patrimonio del fallecido), hay cierto vacío legal. Son dinero, pero es virtual y no existe control por parte de entidades bancarias. De hecho, esa es una de las ventajas que ven los inversores.

El problema es que, al no tener una entidad financiera que pueda vigilarlos, las criptomonedas pueden acabar en una billetera electrónica y que nadie pueda acceder a ellas. 

Al no ser un bien tangible, es complicado realizar la transferencia si no se tiene acceso de alguna manera. Por tanto, hay que intentar que los herederos tengan la opción de demostrar que pueden obtener esa parte de la herencia.

El problema de hacer testamento

Las monedas digitales, gracias a la tecnología blockchain, son bastante seguras y no es fácil que alguien que no sea el dueño acceda a ellas. Por eso, lo primero que deberíamos hacer es decirles a nuestros sucesores dónde están las criptomonedas y cómo acceder a ellas.

Tal vez no haya confianza suficiente, pero es la manera más sencilla de hacerlo. La otra manera es hacer un testamento en el que se ponga la ubicación y contraseña para obtenerlas. 

VIDEO

[CH] Monedero de criptomonedas más seguro

También se podría dejar las contraseñas a un albacea, pero claro, ya sea el notario o la persona encargada de guardar nuestra herencia, tendrían información muy personal y podrían hacerse con los tokens.

Este problema preocupa a muchos y no todo el mundo hace testamento, por lo que habría que encontrar la manera de hacer el traspaso sin decirle a nadie las contraseñas. 

Los documentos legales pueden ayudar

Afortunadamente, algunas plataformas de criptomonedas están comenzando a admitir ciertos documentos para dejar a los herederos legítimos acceder a los tokens que les pertenecen por herencia.

Cuando una persona fallece, los herederos pueden conseguir el certificado de defunción y el certificado de Actos de Última Voluntad (también conocido como últimas voluntades), con ellas en la mano, se podría ir a una de estas plataformas para que nos den acceso.

También habría que presentar el testamento, pero en caso de que no lo hubiera, habría que presentar la declaración de herederos. Esta documentación se puede conseguir en la notaría que lleve la sucesión y nombrará a los herederos de forma legal y concisa. Así podremos demostrar que somos los sucesores legítimos.

Algunas plataformas como Binance o Coinbase ya están aceptando este tipo de procedimientos. El mercado de las criptomonedas se está acomodando también a este tipo de problemas. No conviene que los tokens se queden para siempre en una cartera electrónica sin movimiento.

Hay compañías que ofrecen sus servicios para estos casos

Existen empresas que se dedican a salvaguardar la intimidad, contraseñas, redes sociales e incluso criptomonedas de las personas, para que sus herederos puedan sucederles en el ámbito digital.

Hace un par de años eran una opción que, por un precio módico, nos permitía acceder a los datos pero teníamos los mismos problemas. Alguien tendría que haber contratado a estas empresas antes de fallecer

Incluso en caso de haberlo hecho, las plataformas digitales se están adecuando a las situaciones de fallecimiento y herencia con lo que dentro de no mucho este tipo de compañías no saldrán a cuenta.

¿Si heredo tengo que pagar?

Pues sí, debido al impuesto de sucesiones. Este tributo nos hace pagar por todo aquello que hayamos recibido en herencia. Es una tasa con bastante polémica que ha sido modificada varias veces e incluso recientemente se intentó eliminar.

En el impuesto de sucesiones hay que pagar por recibir la propiedad de alguien en herencia, dado que se entiende que nuestro patrimonio ha mejorado. 

Al heredar una casa nos convertimos en su propietario y, obviamente, tenemos más que antes. Justo ese cambio en nuestra fortuna es el que se paga.

Con las criptomonedas pasa lo mismo. Hemos obtenido tokens que han mejorado nuestra salud económica. Al recibirlas, el heredero tendrá que decir cuál es el valor de las criptomonedas y se tributará por ellas, según la tarifa de cada Comunidad Autónoma.

VIDEO

¿Qué es Filecoin? La criptomoneda que quiere solucionar uno de los principales problemas de internet

Este último tema es algo complicado porque el valor de los tokens varía rápidamente en el tiempo. Según parte de la doctrina, el valor del token sería el del momento del fallecimiento del propietario. Podría causar situaciones problemáticas, porque tal vez se herede algo que no valga ni la mitad de lo que valía en el momento de la muerte.

Aunque el tema todavía está algo en pañales, poco a poco se irán estableciendo normas para este tipo de casos. Igual que en la herencia de las viviendas hay bonificaciones para los sucesores, es posible que las Comunidades Autónomas vayan poniendo otros incentivos para los traspasos de tokens.

Por último, tras haberse heredado, la plataforma o casa de cambio tendrá que poner las criptomonedas heredadas a nombre del nuevo propietario. Tras esto, se podría dar la herencia de criptodivisas por finalizada.

No es un tema sencillo, pero con las herencias nunca lo es. Esperemos que no os toque tener que hacer algo de esto, pero si por desgracia os toca, ahora estaréis más informados.

Etiquetas:

Economía

Y además