Skip to main content

Por qué el Blue Monday no es el día más triste del año

Qué es el Blue Monday: verdades y mentiras.

15/01/2018 - 11:53

Hoy día 15 de enero es el Blue Monday, el día más triste del año. ¿Qué hay de verdad en esto? Al parecer, muy poco. Aunque en los últimos años este día ha ganado en popularidad en redes sociales, la verdad es que la teoría supuestamente científica que avala esta definición no está exenta de intereses comerciales, sino al contrario.

El Blue Monday es una campaña publicitaria para una compañía de viajes y vacaciones británica. En 2005 esta empresa acudió al psicólogo Cliff Arnall para que crease una fórmula para encontrar el día más triste del año, y así lo hizo. Esta fórmula creada por y para su cliente es de todo menos científica.

4 formas en las que el dinero sí puede comprar la felicidad

Una afirmación más que cuestionable

Para fijar el día de menos felicidad, Arnall tiene en cuenta elementos como los días que faltan para las próximas vacaciones, el clima o la posibilidad de haber incumplido ya los propósitos de año nuevo. Ni que decir tiene que dependiendo de cada persona, estos parámetros funcionarán o no. Eso hace que lo de "el día más triste del año" pueda ser puesto en entredicho o directamente calificado como una patraña.

De hecho, no sólo se obvian los factores y circunstancias individuales de cada persona, sino que ni siquiera tiene en cuenta que otros que sí valora como la climatología puedan varias. Quizás el 15 de enero sea un día lleno de sol radiante y con buenas temperaturas.

No es la primera vez que una marca comercial recurre a la ciencia para anunciarse. La patina científica -a todas luces falsa- da credibilidad de cara a los consumidores, aunque en muchos casos se trata de un fraude oculto por el éxito de las campañas, y como mejor ejemplo de ello está el Blue Monday.

No obstante, se podría decir que el hecho de que una marca haya pagado para averiguar que día del año es el más triste no resta credibilidad al hecho. Lo que pone en cuestión la veracidad del Blue Monday no es sólo que se trate de publicidad, sino que los parámetros utilizados no pasen ningún filtro científico. Simplemente tiene demasiados errores y puntos débiles para ser calificado como tal. Quizás tenga que ver con su autor, que sabrá mucho de psicología pero muy poco de matemáticas.

No existe el día más triste del año, ni Blue Monday ni ningún otro. Es algo que depende en un altísimo porcentaje de cada persona y que no se puede predecir ni cuantificar de forma alguna. Eso sí, como campaña de marketing ha funcionado a la perfección, aunque tantas marcas se han subido al carro que el nombre de la original queda prácticamente escondido.

Ver ahora:

Te recomendamos