Skip to main content

Por qué una ducha por la noche hará que duermas mejor

Ducharse por la noche ayuda a dormir mejor.

24/03/2018 - 19:45

El insomnio, ya sea diagnosticado como patología o simplemente en forma de problemas para conciliar el sueño, es un problema que afecta a muchísima gente. Algunos han recurrido ya a todo, a todos los trucos para dormir mejor habidos y por haber: meditación, adecuar la habitación para dormir y decenas de consejos más, todos ellos sin éxito.

Sin embargo, hay uno que parece funcionar a casi todo el mundo: darse una ducha antes de dormir, ideal para dormir mejor. ¿Por qué exactamente parece ser tan efectivo este truco? Tiene una explicación científica muy bien definitiva. A continuación te la explicamos.

La temperatura, la clave para conciliar el sueño

La auténtica clave por la que una ducha antes de ir a la cama sienta tan bien y ayuda tanto es la temperatura corporal. Hay estudios científicos que demuestran que reducir la temperatura corporal hace que durmamos más fácilmente y mejor, como prueba el hecho de que uno de los consejos más recurrentes sea enfriar la habitación.

Hay que tener en cuenta que esto debería hacerlo tu cuerpo por sí mismo. Unas horas antes de que comience el ciclo natural de sueño tu temperatura interna debe ir cayendo poco a poco, aunque muchas personas tienen problemas para regular su temperatura corporal, algo que a medio plazo puede provocar insomnio.

Si tu cuerpo no rebaja su temperatura de forma automática, quizás puedes echarle una mano. Lo ideal es tomar una ducha caliente, pero no demasiado caliente. El objetivo es que se caliente la zona externa de la piel pero no el interior de tu cuerpo como consecuencia del agua. Así, para regular la temperatura, tu organismo rebajará automáticamente su temperatura.

Varias investigaciones demuestran que es una forma de dormir mejor muy efectiva.

10 falsos consejos para dormir bien que no te ayudarán en absoluto

¿A qué hora debes ducharte para dormir mejor?

Si estás leyendo esto en la cama sin ser capaz de pegar ojo, aquí va una advertencia: ya vas tarde para ducharte, así que piénsatelo para mañana. Esto significa que una vez que ya eres incapaz de dormir, ducharte te ayudará muy poco, así que toca prevenir.

Es recomendable tomar una ducha de agua caliente entre una hora y hora y media antes de dormir. Es el tiempo que necesita tu organismo para activar la regulación de temperatura corporal y enfriarse. Puedes probar a ducharte un poco antes o después hasta que des con la clave.

Otro aspecto que debes valorar es si esto funcionará o no dependiendo de si sigues el resto de pasos que hay que tomar para conciliar el sueño. De nada servirá forzar el enfriamiento de tu cuerpo si duermes en una habitación demasiado caldeada.

[Imágenes: Thinkstock]