¿Qué hacer si pierdes tu anillo de bodas y no lo encuentras?

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Cómo recuperar un anillo de bodas perdido

¿Quién no ha perdido alguna vez un objeto? Ya sea por su valor sentimental o por que lo necesitamos en un momento dado y al ir a echar mano nos hemos dado cuenta de que no lo teníamos. Hasta a la NASA le ha pasado con dos naves perdidas en la órbita de la Luna.

Con frecuencia los objetos más pequeños son los más díficiles de encontrar debido a su reducido tamaño. Una de las pérdidas más frecuentes y que más rabia nos da es el teléfono móvil. Pero hoy no hemos venido a hablarte de él, sino de otro objeto bastante habitual de extraviar, de manera accidental y no intencionada. Perder el anillo de bodas puede convertirse en una auténtica pesadilla, por las preguntas de tu pareja y el escrutinio social al no llevarlo puesto. Si te ha pasado y no quieres que te vuelva a suceder, PierdoyEncuentro evita que pierdas tus objetos personales.

¿Qué hacer si perdemos el anillo de bodas?

Después de entrar en pánico, tenemos varias opciones. Las más sencilla es hacer memoria y tratar de recordar si nos lo hemos quitado y lo hemos dejado en algún sitio. Normalmente suele ocurrir en casa o en el trabajo, que nos lo quitemos para que no nos moleste mientras realizamos nuestras tareas. 

Si esto no funciona tenemos otra opción: volver sobre nuestros pasos, deshaciendo el camino andado para tratar de localizarlo porque se nos haya caído en algún sitio.

Revive la serie completa Lost con este pack

Un tercer plan es alquilar un detector de metales, algo costoso y que nos hace barrer a nosotros mismos cada área donde pensemos que hayamos podido perder el anillo de bodas. No parece una solución muy efectiva y con escasos resultados.

Por eso ha surgido The Ring Finders, un grupo de voluntarios encargados de localizar tu anillo de bodas perdido. Equipados con detectores de metales y equipos de buceo, aseguran que son capaces de localizar los objetos más pequeños. Localizados por todo el mundo, mayormente en Estados Unidos y Europa, esta idea surgió después de que el fundador Chris Turner realizase el servicio de detección de metales en Vancouver, en Canadá. 

Esta empresa apuesta porque la gente que quiere recuperar objetos de gran valor sentimental recurra a profesionales en lugar de alquilar aparatos que no saben utilizar. Turner asegura que ellos han encontrado en pocos minutos lo que una persona llevaba días o semanas buscando por su cuenta. Hasta la fecha, este equipo ha recuperado más de 3.500 piezas de joyería. 

[Fuente: lifehacker.com]