Skip to main content

¿Por qué hay tan pocas mujeres en el mundo tecnológico?

Las mujeres en el mundo tecnológico ocupan menos del 30% de los puestos de trabajo

08/03/2017 - 11:03

La tecnología se presenta como el sector que ofrecerá empleo mejor remunerado y, sin embargo, el número de mujeres que lo forma sigue estando por debajo del 30%

Con motivo del Día Internacional de la Mujer queremos recordar que el mundo tecnológico es uno de los ejemplos más claros de la brecha laboral entre géneros. Desde 2011, año en el que la mujer en la tecnología constituía el 25% del empleo en este sector según la encuesta de Accenture, el porcentaje de trabajadoras apenas se ha incrementado: actualmente las mujeres ocupan sólo el 30%; y ya no digamos en puestos de gerencia o dirección, en los que su presencia se podría contar con los dedos de una mano. 

Claro está que el problema no radica ni en la competencia ni en la ambición; la clave de esta desigualdad latente tiene su base en las construcciones sociales que el patriarcado viene imponiendo desde tiempos inmemoriables y la escasez de referentes femeninos en la industria.

Si nos situamos un escalón por debajo del mundo laboral, en los estudios universitarios por ejemplo, observamos que las sillas de las clases de ingeniería las ocupan en su mayoría hombres. ¿A la población femenina le interesa menos lo tecnológico? Puede ser, pero no por amor al arte.

Desde edades demasiado tempranas se nos bombardea con estereotipos que marcarán nuestra mente adulta; así las niñas se dedican a jugar a ser mayores con cocinitas, muñecas, animales de peluche,... mientras que los juguetes de sus compañeros masculinos les guían hacia una vida empresarial (además de dotarlos, a través de juegos violentos, de la agresividad necesaria para "ser un hombre"). Todo esto sumado a la imagen que desde los medios de comunicación y la publicidad se da de la mujer enfatiza su figura de madre y cuidadora y oculta la posibilidad de un posible éxito profesional. 

Encuentra los mejores libros sobre feminismo en Amazon

"Si una mujer acaba siendo poderosa y exitosa gusta menos, lo opuesto a lo que le ocurre a un hombre", afirmaba Marissa Mayer, directora ejecutiva de Yahoo. Esta ingeniera informática estadounidense ha roto muchas balanzas a favor del empleo femenino en su sector sólo con su presencia en un puesto de directiva.

Según la encuesta de Accenture que anteriormente hemos citado, Mayer es la primera mujer en la que se fijan las estudiantes de carreras tecnológicas para visualizar su futuro; junto con ella encontramos nombres como Sheryl Sandberg, directora ejecutiva de Facebook, Meg Whitman, directora de Hewlett-Packard o Ursula Burns, CEO de Xerox.

Dice mucho que la situación de la mujer en la tecnología destaque por la escasez de referentes en los que futuras generaciones se puedan ver reflejadas. Además, todas las que han conseguido llegar a tener un puesto de alta importancia en una empresa coinciden en el mismo punto: las oportunidades han sido menores que las de sus compañeros masculinos y han tenido que trabajar más duro para conseguir lo mismo que ellos.

Las desventajas que estas sufren siguen siendo notables en el mundo laboral y en el sector tecnológico en particular. Una industria que se posiciona determinante para el futuro no puede relevar el empleo femenino a un segundo puesto: la mujer en la tecnología debe convertirse en un pilar fundamental de igualdad.

Ver ahora:

Te recomendamos