Skip to main content

Por qué no debes aguantarte un estornudo

aguantar estornudo

16/01/2018 - 20:58

Si cuando estás en público te aguantas los estornudos tapándote la nariz y la boca, no lo vuelvas a hacer más porque estás poniendo en riesgo tu salud.

Cuando estamos en público, por educación aguantamos los estornudos y nos tapamos la nariz y la boca para ahogarlos. Sin embargo, esta práctica está totalmente desaconsejada: puede tener consecuencias graves para la salud, como sufrir lesiones en la faringe o la laringe, así que ten mucho cuidado.

Esto es lo que le ha sucedido a un hombre de 34 años en el Reino Unido, que tuvo que ingresar en el hospital de la Universidad de Leicester por haber contenido un estornudo. El paciente señaló que se había tapado la nariz con la mano y que había cerrado la boca para ahogar el estornudo, y poco después se le hinchó el cuello, comenzó a dolerle mucho y apenas podía hablar.

Olvídate de estornudos con estas bolsas anti alergia de Amazon España

El estornudo es un acto reflejo convulsivo que provoca la expulsión violenta de aire desde los pulmones a través de la nariz y la boca. Por tanto, al tratarse de un acto reflejo, el impulso es involuntario y aunque queramos no lo podemos detener. Estornudar en público se considera de mala educación, motivo por el que reprimimos los estornudos tapándonos la nariz y la boca. 

Sin embargo, los médicos recomiendan que no se utilice esta práctica porque puede ser muy peligrosa para la salud. "Puede conducir a numerosas complicaciones, como pseudomediastino [aire atrapado en el tórax entre ambos pulmones], perforación de la membrana timpánica [tímpano perforado] e incluso la rotura de un aneurisma cerebral [vaso sanguíneo en el cerebro]", explican los facultativos en su informe. 

¿Estornudas cuando te da el sol? Esta es la causa

En el caso de este paciente, contener el estornudo le hizo un agujero en la faringe, que es el conducto que va desde la boca y la nariz hasta el esófago y la laringe. Aunque se trata de un tipo de lesión poco frecuente, no es la primera vez que se produce un problema de estas características. Por ejemplo, en 2011 otro paciente sufrió una fractura de laringe por aguantarse un estornudo.

[Fuente: Science Alert]

Ver ahora:

Te recomendamos