Skip to main content

¿Por qué la yema del huevo puede ser de distintos colores?

Huevos

19/06/2018 - 10:09

Los huevos son uno de los alimentos fundamentales en la alimentación de miles de millones de personas. Los hay de varios animales y tipos, pero si eres consumidor habitual seguramente habrás notado que no todas las yemas tienen el mismo color.

Las hay desde color amarillo hasta naranja. A veces un naranja tan intenso que parece rojo, pero: ¿cuál es el motivo? Hay quien piensa que cuanto más intenso y oscuro sea el color, más nutritivo es el huevo, pero eso no tiene por qué ser verdad.

En realidad, detrás de este pensamiento hay mucho de marketing y poco de realidad. La coloración de la yema del huevo no lo hace más nutritivo ni depende del tipo de gallina -u otro animal- sino del tipo de alimento que coma y del color del mismo.

La alimentación de la gallina: el viejo truco para modificar el color

La yema varía de color en función de los pigmentos liposolubles -que se disuelven en grasa- presentes en el pienso o alimentación del animal. No obstante, como los consumidores suelen preferir las yemas de color naranja intenso, es habitual aumentar artificialmente la cantidad de pigmentos que se les proporcionan.

Por ejemplo, cuando se alimenta a base de maíz a las aves, los huevos suelen tomar una coloración amarilla oscura. Lo mismo ocurre con las zanahorias, que "tiñen" los huevos de naranja.

Eso sí, aunque el color de la yema no modifica sus valores nutricionales, sí que se puede decir que cuanto más intenso es el mismo, más sabroso es el sabor. Eso hace que los huevos de gallinas que comen maíz estén mucho más cotizados, al igual que los de las gallinas llamadas camperas, aunque nutricionalmente sean iguales.

Con este truco, puedes tratar de adivinar qué clase de alimentación se dio a la gallina ponedora que puso el huevo que estás a punto de comerte.

Ver ahora: