Skip to main content

¿Quieres viajar con mascota en tren o autobús? Esto es lo que debes saber

Gato transportin

20/12/2019 - 07:30

Hay que reconocerlo, a nadie le gusta dejar a su mascota sola cuando viaja, más todavía si se visita a un familiar y puede estar junto a su dueño. Pero para eso hay que salvar el trámite del viaje y no siempre es posible llevarla contigo. Todos hemos visto algún perro en el tren, pero ¿hasta qué punto se permite llevarlo en autobús o tren?

Viajar en autobús con la mascota es especialmente complicado. Vamos a hablar de las condiciones de Alsa, que es la empresa con la mayoría de concesiones del país. La normativa existente prohíbe llevar mascotas junto a las personas, menos cuando son perros de asistencia. Pero esto solo ocurre de forma muy excepcional. Estos perros de asistencia viajan en el pasillo central junto a la persona titular y tienen que estar debidamente documentados.

En todo caso, el grueso de las mascotas que pueden viajar en autobús tiene que ir en un transportín en el maletero. Puede ir una mascota por persona y tiene que ser de un peso máximo de 10 kilogramos. La mascota puede ser un perro, gato, hurón, ave o similar. Cuando se viaje en un autobús Supra o Premium también irá abajo la mascota, pero estos vehículos tienen una zona independiente de las maletas y especialmente ideada con tal objetivo.

En cuanto a viajar con mascotas en Renfe, en todos los trenes se puede viajar acompañado de nuestros amigos, que pueden ser perros, gatos, hurones y aves no de corral. Siempre que cumplan la normativa y en caso de que exista algún problema con ellos, el personal de Renfe puede buscar un cambio dentro del mismo tren.

Solamente se admitirá un animal por viajero y debe ir en un transportín a los pies del dueño, donde no moleste a los viajeros. Tienen prohibido moverse por el vagón. Como pasa en el autobús, no pueden superar los los 10 kg de peso. Los perros de asistencia viajan gratis y junto a su dueño, siempre que estén debidamente documentados.

Los animales viajarán con un billete que debe solicitarse a la hora de comprar el viaje de la persona y que suele costar un 25% del precio del asiento, aunque es gratuito que viajen en algunas clases.

En definitiva, viajar con mascotas pequeñas es posible en ambas opciones, aunque puede dar algo de lástima en el autobús que pasen horas en el maletero. En la mano de cada uno queda elegir si le merece la pena o no.