Skip to main content

Se reaviva la polémica por el agujero de la Estación Espacial Internacional

Soyuz

05/10/2018 - 07:48

Si pensabais que la polémica ocasionada por el diminuto agujero de la cápsula rusa Soyuz había terminado, estabais muy equivocados. Y es que, tanto la NASA como Roscosmos, la agencia espacial rusa, han publicado nuevos informes, totalmente contradictorios, sobre el supuesto sabotaje de la cápsula de transporte de astronautas.

Actualmente, la NASA no está pasando por su mejor momento y, aunque ha puesto sobre la mesa una especie de plan de recuperación para volver a liderar la carrera espacial, lo cierto es que los Estados Unidos siguen dependiendo de Rusia para llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional.

Es una situación incómoda para Estados Unidos, por eso de pedirle ayuda a Rusia en un momento político que no es el más propicio, y cómodo para Rusia, ya que saben que están en una posición de poder y, además, reciben dinero de Estados Unidos. 

Sin embargo, estas últimas semanas no han sido cómodas para ambas partes. Y es que, a finales de agosto se descubrió un diminuto agujero en la cápsula ;Soyuz MS-09, la única, actualmente, capaz de llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional. El agujero, de apenas 2 milímetros de grosor, causó una fuga de presión que pronto fue solucionada, pero también un conflicto internacional con acusaciones de ida y vuelta.

En el vídeo que tenéis sobre estas líneas podemos ver a uno de los astronautas rusos mostrando cómo habían tapado el agujero y, de paso, quitaba hierro al asunto. Sin embargo, los medios rusos se apresuraron a afirmar que era el resultado de un sabotaje, ya que el agujero había sido realizado desde dentro con un taladro. La NASA salió a la palestra para afirmar que era un fallo de diseño o un error de montaje, y esto es algo que no han tolerado desde Roscosmos, la agencia espacial rusa.

Desde Roscosmos se asegura que no es un defecto de fábrica tras todo un mes de intensiva investigación, por lo que la pelota vuelve a estar en el tejado de la NASA, que lo único que ha podido hacer es emitir un comunicado afirmando que, aunque no sea un defecto de fabricación, no se puede asegurar que sea un sabotaje.

Ahora, tanto la NASA como Roscosmos participarán en una nueva investigación para determinar en qué punto apareció el agujero y, de una vez por todas, aclarar si fue intencionado.