Skip to main content

Recibe 37 años de confinamiento solitario por usar Facebook

Redes sociales prohibidas en prisión
user

17/02/2015 - 00:46

En las cárceles de Carolina del Sur, un recluso que secretamente escriba mensajes de Facebook puede ser castigado de la misma manera como alguien que abuse sexualmente de un compañero de celda.

Cientos de presos están recibiendo penas exageradamente duras por el uso de redes sociales, incluyendo un hombre, Tyheem Henry, quien fue sentenciado a más de 37 años en régimen de aislamiento por publicar 38 mensajes en Facebook. Además de casi cuatro décadas de régimen de aislamiento, Henry perdió 74 años de privilegios de cantina, teléfono y visita.

Su caso es extremo, pero él no es el único: The Electronic Frontier Foundation descubrió más de 400 casos en los últimos tres años, donde reclusos fueron disciplinados por uso de redes sociales como si fueran violaciones de Nivel 1, que incluye disturbios, homicidios, toma de rehenes y un serie de transgresiones más violentas y graves.

La EFF evaluó el razonamiento detrás de las sentencias largas: "Las sentencias son tan largas porque Departamento de Correcciones de Carolina del Sur (SCDC) emite una violación Nivel 1 separada por cada día que un preso tiene acceso a una red social. Un preso que publica cinco actualizaciones de estado durante cinco días, recibiría cinco violaciones nivel 1 separadas, mientras que un preso que ha publicado 100 actualizaciones en un día recibiría sólo una.

En otras palabras, si un recluso de Carolina del Sur causó un alboroto, tomó tres rehenes, los asesinaron, robaron sus ropas, y luego escapó, él todavía podría terminar con menos delitos nivel 1 que un reclusa que actualiza Facebook todos los días durante dos semanas."

Policía asalta en directo su casa mientras jugaba en Twitch.

En el caso de Henry, un blog de derechas llamado Charleston Thug Life había señalado sus mensajes de Facebook antes de su castigo; tal vez la presión para acabar con los mensajes ilegales de Henry contribuyó a sus casi cuatro décadas de aislamiento como castigo. 

Legal, sí. Pero también excesivo.

Carolina del Sur tiene los castigos más severos y excesivos en los Estados Unidos, pero no es el único estado que iguala mensajes de Facebook con actos atroces. En Nuevo México, como señaló la EFF, un preso fue "al agujero" durante dos meses después de que miembros de su familia publicaran en Facebook en su nombre.

En otros estados, sin embargo, las restricciones de medios sociales están siendo desafiadas. Una ley de Arizona que prohíbe que los reclusos tengan acceso a Internet a través de un tercero fue desestimada por ser inconstitucional. El Departamento de Prisiones de Florida dio marcha atrás en una propuesta de política similar a la de Carolina del Sur después de que el Instituto de Justicia de la Florida y otros grupos de libertades civiles amenazaran con litigios.

Apenas la semana pasada, la ACLU de Indiana presentó una demanda alegando violaciones de la Primera Enmienda cuando funcionarios de la prisión castigaron a un recluso después de que su hermana pusiera en marcha una campaña de medios sociales para conseguir su liberación.

De acuerdo a la EFF, el equilibrio entre los derechos de los prisioneros con la seguridad pública es una tarea difícil, pero las cárceles -y las empresas que las asisten- deben tener en cuenta proporcionalidad e imparcialidad para que la justicia realmente sea servida.

Ver ahora: