Skip to main content

En Reino Unido puedes adoptar una cabina telefónica, y la gente las está convirtiendo en desfibriladores y bibliotecas

Adopta una cabina telefónica

BT

11/09/2021 - 10:20

Las cabinas telefónicas estan en peligro de extinción. Pero los británicos tienen un plan para salvarlas, y está siendo un éxito.

Durante décadas, las cabinas telefónicas se podían encontrar casi en cada calle. Pero la llegada del móvil las convirtió en obsoletas. En España ya solo quedan las que el Estado obliga a mantener a Telefónica.

En todo el mundo millones de cabinas ya no tienen utilidad, pero desmantelarlas es caro, y muchas de ellas tienen valor histórico.

En el Reino Unido se les ha ocurrido una idea. Desde hace unos años tienen en marcha la campaña Adopta una cabina telefónica, y está siendo todo un éxito. Por el precio simbólico de una libra, se puede adoptar una cabina y hacer con ella lo que se desee, con la única condición de no moverla de sitio, y mantenerla en buen estado.

Adopta una cabina

BT

Desde que se inició la campaña en 2008, más de 6.000 cabinas telefónicas han pasado a manos de los ciudadanos, que las han convertido en cosas tan curiosas como desfibriladores, museos, galerías de arte, cabina para hacerse fotos, e incluso bibliotecas.

Es una buena solución para todos: BT se ahorra desmontarlas y almacenarlas, las cabinas no desaparecen, y los ciudadanos les sacan provecho.

Hay que decir que las cabinas no están disponibles para todo el mundo de forma individual. Solo puede cursar una adopción el ayuntamiento, o una ONG.

Las únicas personas que pueden quedarse con una son los dueños del terreno en donde esté ubicada la cabina, ya que muchas de ellas se instalaron en solares, edificios y fincas privadas, aunque eran de uso público.

Otra opción es comprar una mítica cabina telefónica británica de color rojo, si tienes ese capricho, ya que BT tiene a la venta alguna de ellas, a través de la empresa X2Connect. Pero no son baratas: cuestan más de 2.000 euros.

La compañía BT también está convirtiendo muchas de estas viejas cabinas en hubs digitales en donde puedes cargar el móvil, o conectarte a WiFi gratis.