Skip to main content

Resuelto el misterio de los círculos de árboles japoneses

Bosque japonés

01/01/2019 - 08:15

Google Earth es una fuente inagotable de descubrimientos para todos aquellos que disfrutan imaginando absurdas teorías conspiratorias. Sin embargo, lo que la tecnología da, la tecnología te lo quita. Tan rápido se descubren nuevos misterios como se resuelven, gracias a la información infinita de Internet. El enigma de estas Navidades, que se ha hecho viral en redes sociales, ha sido la foto de unos extraños círculos de árboles que hay en Japón.

Esta extraña disposición se puede ver en la prefactura de Miyazaki (¿hay nombre más mágico qué ese?), en Japón. Se trata de cedros japoneses que han crecido en perfectos círculos concéntricos, dentro de un bosque aparentemente salvaje y apartado de la civilización.

¿Un aterrizaje OVNI? ¿Una antigua cultura desconocida? La explicación es mucho más sencilla qe todo eso, y perfectamente científica. Pero también es muy interesante.

Cedros japoneses

Estos círculos de árboles japoneses son, en realidad, un experimiento que el gobierno japonés llevó a cabo hace casi 50 años, en 1973.

Tenía como objetivo estudiar si la distancia entre los árboles influye en su crecimiento. Para ello plantaron diez círculos concéntricos de cedros japoneses. Cada árbol esta orientado diez grados adicionales, con respecto a su contiguo.

Como se puede ver en las fotos, el experimiento confirma lo que quería probar: que, en efecto, la distancia entre árboles afecta a su crecimiento. Los árboles situados en los círculos interiores han crecido mucho menos que los que están en los círculos externos, porque están más concentrados y tienen menos espacio y, por tanto, menos nutrientes y menos luz del sol.

La diferencia de altura entre los arboles de los círculos internos y externos llega a alcanzar los 5.3 metros.

Las 7 cosas más extrañas que puedes ver en Google Earth

Si quieres echar un vistazo, aquí tienes las coordenadas exactas de Google Earth, de los extraños círculos de árboles en Japón.

Una teoría conspiratoria menos, pero una cosa más que aprendemos el primer día del año. No está nada mal para comenzar este 2019 con buen pie...