Skip to main content

Resuelven el misterio de estos cráneos alargados de Perú

misterio cabeza larga

19/02/2018 - 21:29

Un equipo de científicos de la Universidad de Cornell (Nueva York, Estados Unidos) cree haber resuelto el misterio que da explicación a los curiosos cráneos alargados de los habitantes de Collagua, una cultura que vivió en el Valle del Colca en el sureste de Perú antes de la llegada de los Incas.

La deformación craneal es una práctica que se ha podido observar en diversos pueblos y culturas separadas tanto en el espacio como en el tiempo. El registro escrito más antiguo que se conoce sobre esta modificación corporal data del año 400 a.C. y se trata de un texto de Hipócrates que describía una tribu africana, llamados Macrocéfalos o Cabezas Largas por esta característica. 

Además de los habitantes de Collagua, entre los pueblos que han practicado la deformación craneal encontramos a los Hunos, los Alanos, los Mayas y ciertas tribus de Estados Unidos, así como en lugares aislados de Tahití, Samoa o Hawái. En la actualidad esta tradición pervive en algunos lugares, como Vanuatu y la República del Congo.

Arqueólogos confirman una leyenda india de hace 14.000 años

Los primeros cráneos alargados del Perú precolombino fueron descubiertos en las excavaciones arqueológicas de 1927 dirigidas por el arqueólogo Julio César Tello. Los científicos pudieron catalogar hasta cinco formas distintas de cabezas alargadas, cada uno predominante en un yacimiento.

Aunque los conspiracionistas opinan que se trata de cráneos de alienígenas, en realidad esta deformación es producto de la acción humana. Los padres aplicaban a los bebés presión sobre la cabeza con tablones, gorros especiales, vendas u otros instrumentos, para conseguir un cráneo alargado.

La nueva investigación de la Universidad de Cornell sugiere que en el caso de los Collaguas, la deformación craneal la practicaban las clases altas de la sociedad con el objetivo de proporcionar unos lazos fuertes entre los grupos de élite durante una era de intenso conflicto, que los historiadores datan alrededor del año 1100 d.C.

Descubren el misterio de La Momia que Grita, y es escalofriante

Matthew Velasco, investigador principal, descubrió que los cráneos alargados están vinculados con un alto estatus social, entre otros indicios porque los análisis químicos de los huesos revelan que estos individuos comían una mayor variedad de alimentos. Además, los huesos de cabezas largas muestran menos signos de violencia que las cabezas convencionales.

"Las formas de cabeza cada vez más uniformes pueden haber fomentado una identidad colectiva y una unidad política en entre las élites de Collagua", explica Velasco. "Es posible que estos líderes de Collagua hayan negociado maneras de coexistir con el invasor inca en lugar de luchar contra ellos". 

[Fuente: Science News | Foto: Matthew Velasco]

Etiquetas:

#ciencia, #historia

Y además