Retiran medio millón de hoverboards en riesgo de incendio

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Retiran medio millón de hoverboards en riesgo de incendio

Durante los últimos meses las hoverboards han pasado de ser prácticamente desconocidas a estar presentes en muchos países, tanto a través de tiendas online como en grandes centros comerciales. Como en todos los productos que podemos encontrar, con el tiempo han aparecido marcas muy conocidas que se preocupan por la seguridad, y otras que solo buscan el beneficio económico y son de calidad inferior.

Precisamente varias de estas últimas marcas que venden hoverboards están protagonizando una gran polémica en Estados Unidos, donde ya se llevaba tiempo avisando en redes sociales de los peligros de algunos de sus productos. Ahora son las propias autoridades estadounidenses las que piden tener cuidado con algunos modelos específicos, que ya están siendo retirados del mercado.

El problema, tal y como avisa la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos a través de su página web, es que algunas hoverboards tienen riesgo de producir humo, incendiarse e incluso explotar. Para ayudar a su identificación, han publicado una lista de las marcas y modelos concretos que se ven afectados.

Algunos modelos tan populares como la Swagway X1 ya cuentan con 42 informes comprobados de incendio durante su uso, y es que estas hoverboards representan en total 267.000 de las más de medio millón que se están retirando del mercado. Pero otras marcas como Hover-Way, Powerboard, Orbit, o cualquiera vendida por Overstock.com sufren los mismos problemas.

Pero, ¿por qué explotan? Básicamente porque se trata de imitaciones baratas realizadas por compañías poco fiables en fábricas de China, en las que no se preocupan por hacer productos de calidad. Lo que el cliente obtiene son placas base recicladas, con malas soldaduras y baterías cuya seguridad y fiabilidad no están garantizadas.

Si tienes una de las hoverboards afectadas seguramente deberías contactar con el vendedor y ver si es posible solicitar un reembolso. Como suele decirse, al final lo barato sale caro, así que la próxima vez asegúrate de adquirir un producto de mayor calidad, si es que logras encontrar alguna a la venta tras el descenso en popularidad y las prohibiciones de venta en Amazon y otros lugares.

[Fuente: CPSC.gov]